martes 09 de abril de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Industria alimenticia

Funes de Rioja deja la conducción de la Copal

El conflicto con el Gobierno nacional por la importación de alimentos generó cambios en la cúpula de la organización.

Somos Pymes | Redacción Somos Pymes
Por Redacción Somos Pymes 22 de marzo de 2024 - 10:54

La tensión entre las empresas productoras de alimentos y el Gobierno nacional redundó en una serie de cambios en la estructura de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal).

A raíz de esta cuestión, el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, abandonará la conducción de la cámara industrial.

Las razones de la salida de Funes de Rioja

La disputa entre el Ministerio de Economía y los industriales comenzó con la autorización del Gobierno para importar alimentos, con el objetivo de bajar los precios a nivel local.

La semana pasada, se bajó la carga impositiva para la entrada de este tipo de otros productos de la canasta básica para compensar los altos precios en las góndolas.

Tras el anuncio oficial el secretario de Comercio Pablo Lavigne recibió a los ejecutivos de empresas fabricantes de alimentos, quiénes le plantearon la necesidad de igualar el tratamiento impositivo para los insumos necesarios en la producción.

Esta situación desencadenó un movimiento de piezas. En los primeros días de abril se realizará la asamblea de la Copal y allí se definirán los nuevos cargos.

Daniel Funes de Rioja, histórico presidente de la entidad, y Alfredo Gusmán, representante de la Federación Argentina de Productores e Industrializadores de Sal, abandonarán sus puestos.

La presidencia de la cámara sería ocupada por Carla Bonito, quien actualmente opera como la segunda de Daniel Funes de Rioja.

Por definición la presidencia no puede estar en manos de un titular de empresa. Y el nombre de Bonito como sucesora es el que más chances tiene.

Los alimentos que se pueden importar

En ese listado aparecen, entre los alimentos: Carnes bovinas, porcinas, aviar, y derivados; Pescados y derivados; Lácteos y derivados; Huevos, Hortalizas, Legumbres, Frutas, Verduras, Frutos secos y demás alimentos primarios, Especias, Cereales y sus derivados, Oleaginosas y sus derivados.

A estso se agregan Grasas y aceites, Preparaciones alimenticias (pastas, salsas, panificados, confituras, enlatados, etc.) e Insumos alimenticios (extractos, concentrados, cacao, etc.). También cervezas y bebidas sin alcohol.

También se incluyeron productos de higiene personal: Algodones e hisopos, Desodorantes Corporales, Máquinas y espuma de afeitar, Insecticidas de uso personal, Jabón de tocador, Pañales Descartables, Papel Higiénico, Pastas Dentales, Preservativos, Productos para Bebes, Protección Femenina, Shampoo y Acondicionador, indicaron fuentes oficiales.

Entre los de limpieza están detergentes, Jabón/Detergente para Ropa y Suavizantes; y Lavandina y Limpiadores. Habrá, también, unos 800 medicamentos que tendrán ese tratamiento impositivo.

La Copal es una organización empresaria que nuclea y representa a casi la totalidad de los sectores que conforman la industria de alimentos y bebidas de Argentina.

Cuenta con más de 34 cámaras sectoriales asociadas, que representan a más de 2.200 empresas de todo el país.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar