viernes 16 de febrero de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
BCRA

Por qué las Leliq obsesionan a Javier Milei

El actual 'stock' de Letras de Liquidez es de US$ 11.105 millones y el total de la deuda remunerada del Banco Central es 24.829 millones.
Somos Pymes | Redacción Somos Pymes
Por Redacción Somos Pymes 29 de noviembre de 2023 - 12:46

El plan de "shock" que pretende poner en marcha Javier Milei una vez asuma la Presidencia de Argentina incluye desarmar la "bomba" de las Letras de Liquidez (Leliq).

Estos instrumentos de deuda del Banco Central sirven para evitar que cierta cantidad de pesos se emplee en la compra de dólares en el mercado informal pero meten presión a la tasa de interés de los depósitos.

El Banco Central coloca estos títulos entre bancos comerciales para reducir la masa de dinero en circulación en un caliente contexto inflacionario y de presión cambiaria.

La bomba de las Leliq

En el mercado financiero, estas herramientas constituyen una 'bola' porque vencen cada 28 días, obligando al Banco Central a operaciones de renovación constantes, ofreciendo actualmente a los bancos una tasa de interés nominal anual del 133%.

El objetivo de Milei es dolarizar la economía y cerrar el Banco Central, para lo cual necesita antes rescatar la deuda de la entidad, incluyendo las Leliq.

Pero, más allá de esa meta última, que parece ahora un tanto más lejana, el electo presidente ve como prioridad desactivar la 'bomba' de las Leliq en lo inmediato, como condición previa para desmontar las intrincadas restricciones al acceso a divisas conocidas en Argentina como 'cepo cambiario'.

El presidente electo sabe que para lograrlo se requiere una estrategia precisa.

Día atrás, el mandatario había advertido días atrás que una salida fallida al problema podría generar una 'llamarada' hiperinflacionaria dado el poder destructivo de la montaña de pesos contenida en las Leliq.

Aun así, no hay un consenso entre los economistas sobre la urgencia y la magnitud que Milei asigna a este problema.

Muchos sostienen que el foco debe estar en recuperar el equilibrio fiscal y poner coto a la emisión monetaria para financiar al Tesoro.

La estrategia de Javier Milei según los analistas de mercado

"Las Leliq son un problema, pero ponerlas como prioritarias parece más una táctica comunicacional para justificar la dilación en solucionar los demás problemas más urgentes de la economía argentina", graficó la consultora Epyca en un informe.

En el mercado, se especula con una salida que rescate las Letras de Liquidez -cuyo volumen ya duplica a la base monetaria- a cambio de títulos del Tesoro, Pases Pasivos (otro tipo de instrumento que conforma el pasivo remunerado del Banco Central) o dinero en efectivo, o una combinación de todas estas alternativas.

"Los rumores hablan de conseguir financiamiento externo relevante para cancelar buena parte de las Leliq con dólares", indicó en un informe la firma Portafolio Personal Inversiones.

La consultora calculó el actual 'stock' de Leliq en unos 11.105 millones de dólares y el total de la deuda remunerada del Banco Central en 24.829 millones.

Según la firma Delphos Investment, algunos rumores indican que se intentaría obtener financiación externa con garantía de activos estatales -por ejemplo, las acciones que posee el Estado argentino en la petrolera YPF- para fortalecer el balance del Banco Central en este proceso.

"También podría negociarse con el Fondo Monetario Internacional (FMI) alguna ampliación del préstamo a desembolsarse durante 2024", anticipó la firma privada.

Pero para Epyca, no tendía "sentido económico" que Argentina tome deuda externa por 15.000 millones de dólares para rescatar las Leliq porque debería pagar por esos préstamos una tasa de interés alta y aceptar ciertas condiciones, más allá de que, para la consultora, "existen otros usos posibles para esos dólares más urgentes" que rescatar las Letras de Liquidez.

Los bancos, en tanto, han decidido desde la semana pasada, una vez concretada la victoria electoral de Milei, empezar a migrar sus tenencias de Leliq hacia los Pases Pasivos, colocaciones a un día de plazo, con menor tasa de interés que las letras y cuyo volumen ya supera al de las Leliq.

Según la Fundación Mediterránea, esta "movida llama la atención" y "refleja algún tipo de inquietud en el sistema" financiero y las "incógnitas" de las entidades bancarias respecto a los "efectos colaterales negativos sobre la descarrilada macroeconomía" que podría conllevar un intento de desactivar la "bomba" de Leliq.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar