Edición Nº: | | Dolar: 92,47/ 98,47

El Gobierno negociará sin plazos inmediatos con el FMI

El presidente Alberto Fernández indicó que el Poder Ejecutivo continuará encarando sin apuro las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y ratificó que en la Argentina "no hay más lugar para ajustes recesivos".

Argentina buscará reprogramar los pagos de un adeuda equivalente a 44.000 millones de dólares con el organismo multilateral.

En su discurso de apertura de un nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso, el mandatario esgrimió que el Gobierno seguirá con las negociaciones "con total conciencia y con la firmeza" que viene demostrando.

"No queremos apresurarnos. Apuro por acordar tienen los pícaros de siempre", aseveró el Jede de Estado.

"Nuestro gobierno el único apuro que tiene es el de poner de pie a la producción y al trabajo para poder mejorar la situación de millones de familias argentinas que han quedado sumidas en el pozo de la pobreza", remarcó el Presidente (foto).

Además, enfatizó que las negociaciones que se llevan adelante con el Fondo Monetario Internacional "seguirán adelante, en un marco de respeto y tratando de arribar a buen puerto", y sostuvo que "el diálogo ha sido hasta aquí muy constructivo".

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Festejan la señal del Gobierno en favor del empleo y la producción
  2. En el Congreso, el Presidente lanzó criticas para la Justicia y la oposición

"Hemos recibido muestras de apoyo tanto de la comunidad internacional como de los miembros del G-20", señaló.

Sin embargo, advirtió una vez más que "no hay más lugar para ajustes recesivos" e insistió con que "el programa que se acuerde con el Fondo será enviado al Congreso Nacional para garantizar la sostenibilidad y la transparencia como políticas de Estado".

Fernández anunció además que el Gobierno iniciará una querella criminal contra ex funcionarios macristas que endeudaron la país por 44.000 millones de dólares del anterior préstamo con el FMI, "tendiente a determinar quiénes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y de la mayor malversación de caudales que nuestra memoria consideró el jefe del Estado.

Finalmente, repasó en otro tramo los logros de su gestión en materia de deuda externa, donde señaló como logro a "la renegociación de la tóxica deuda externa privada", "que permitió que la Argentina se vea favorecida con un ahorro de 34.800 millones de dólares entre el período 2020-2030", a la vez que "este año la Argentina se liberó de pagar 12.500 millones de dólares".

En ese contexto, agradeció" muy especialmente el apoyo" que recibió de "líderes y lideresas del mundo para lograr ese objetivo", como así también "el apoyo que continúan dando para resolver otros desafíos pendientes", entre los que se encuentra una la negociación de un nuevo programa con el FMI.