Edición Nº: | | Dolar: 55,06 / 59,06

“PYMES: la sostenibilidad como meta”

Por Alejandro Capillo. Estos son los principales aspectos a considerar para desarrollar pequeñas y medianas empresas sostenibles en el tiempo. La importancia de medir la gestión.

Las mediciones, si están bien definidas las variables a controlar y los valores que esperamos de las mismas, tienen su razón de ser en verificar si estamos en el camino correcto hacia los objetivos, para identificar causas, para motivar y premiar responsables, para saber con qué cuenta la organización a la hora de plantear planes de acción.

No obstante, por estar ampliamente impregnado en nuestro ADN cultural, la intuición siempre será un elemento muy importante a la hora del ver oportunidades, anticiparse a los movimientos de mercado, de percibir clima organizacional y en general en aquello que a partir de la experiencia e información los directivos puedan visualizar.

Ahora bien, sin la métrica no podremos confirmar nada de lo anterior, difícilmente podremos dirigir la acción y saber que se logran los resultados esperados o, corregir el rumbo, frenar la marcha, o acelerar. Con lo cual podemos afirmar que ambos elementos son complementarios y que las proporciones variarán mucho como factor de éxito según el mercado y actividad de la empresa.

En ese marco, el tiempo directivo es uno de los recursos más escasos, los indicadores claves nos permiten concentrar nuestra atención y energía en justamente lo importante. El proceso de identificar los mismos además es una excelente manera de entender el negocio, de ver las relaciones causa efecto.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. "Hay que premiar la productividad del trabajador"
  2. "Las PYMES están saliendo de la recesión, pero no generan empleo"

Lo cierto es que estén dispuestos o no, para los empresarios PYME contar con indicadores es un necesidad ante la cual van teniendo que adaptarse, y en ese aspecto es mejor ser proactivos que reactivos y enfrentar el riesgo de no llegar a tiempo para sobrevivir en los entornos cada vez más competitivos.

Tal es así que hoy se advierte una mayor conciencia respecto de la necesidad de profesionalizar la empresa. Cada vez más están conscientes que una fuerte personalidad puede ser buena pero que querer hacer todo uno o creer que en todo nadie mejor que uno hace el desarrollo, crecimiento y sustentabilidad imposible.

En función de promover un cambio que implique mayor niveles de profesionalización y sostenibilidad, la convicción del o de los dueños, y el compromiso y energía que pongan en ello será el puntapié inicial y el factor clave en todo el proceso.

Es fundamental avanzar por etapas poner metas posibles y no generar expectativas exageradas que lleven a la frustración y por lo tanto fracaso en el intento.

 

Alejandro Capillo es Ingeniero Industrial, ITBA. Máster en Dirección de Empresas, IAE. Docente en Programas ejecutivos, en MBA y Programas "In Company".

Fue Gerente Comercial de Suavestar para Brasil, Argentina y Uruguay. Es facilitador de Adiras desde hace más de 7 años.