lunes 22 de julio de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Entrevista exclusiva

Pymes electrónicas sobre el DNU: "Buena estrategia, con mala táctica, y pésima operación"

El presidente de CADIEEL, José Tamborenea, fue contundente sobre la situación de las pymes del sector por el nuevo rumbo de la gestión económica.
Somos Pymes | Lorena Hak
Por Lorena Hak 19 de enero de 2024 - 14:58

El presidente de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL), José Tamborenea, dialogó con Somos Pymes y expresó su preocupación por las limitaciones a la competitividad de la industria nacional. En este sentido, resaltó la importancia de trabajar en conjunto con el gobierno nacional para encontrar soluciones en relación con el DNU y la Ley Ómnibus, que potencien el trabajo y la igualdad condiciones frente a otros países exportadores de tecnología. Manifestó que es necesario resolver el desajuste que genera el impuesto PAIS para la producción y el posicionamiento de la tecnología argentina en el mercado local y en el mundo.

-¿Cómo ha afectado el DNU al sector de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas?

-La verdad es que el impacto ha sido considerable. Para entenderlo, hay que tener en cuenta que muchas pymes del sector operan con deudas en dólares, especialmente por mercadería importada para la fabricación de productos. En el pasado, esta mercadería se adquirió a un tipo de cambio alto, y hoy, con la devaluación y las restricciones cambiarias, al intentar vender esos productos, recibimos un pago mucho menor en pesos. Así que, en resumen, nos encontramos con deudas en dólares que se han duplicado para pagar a proveedores extranjeros.

- ¿Cómo ves a las empresas y al mercado?

-La situación es complicada. El mercado interno se ha frenado, y también enfrentamos dificultades en el mercado externo debido a retenciones y otros impuestos. Además, los costos de fabricación no han disminuido proporcionalmente a la devaluación, lo que complica aún más la situación.

-¿Cómo se refleja esto en la capacidad productiva de las empresas?

-Estamos viendo una caída en las ventas y, lamentablemente, algunas empresas están considerando despidos. La economía ya estaba desacelerándose antes de estas medidas, y ahora nos encontramos con puertas cerradas tanto en el mercado interno como externo.

-¿Cómo ha afectado la situación a las operaciones de importación y pago a proveedores extranjeros?

-Es un problema. No podemos pagar nuestras deudas en dólares al exterior y, cuando intentamos realizar importaciones, nos enfrentamos a restricciones y complicaciones en los pagos. Incluso para pequeñas compras, como repuestos o insumos, nos vemos obligados a pagar tasas muy altas o recurrir a tarjetas de crédito.

-¿Qué opinas de las exenciones y excepciones en los impuestos a la exportación?

-La situación es contradictoria. Algunos productos están exentos de ciertos impuestos a la exportación, pero al mismo tiempo, las empresas locales que fabrican esos productos enfrentan costos adicionales en la adquisición de insumos. Esto favorece más a la importación que a la producción nacional.

-¿Cuál sería tu resumen de la situación actual del sector?

-Podríamos decir que estamos enfrentando una buena estrategia definida en el horizonte, pero con una mala táctica y operaciones locales pésimas. Los incentivos y restricciones no están favoreciendo el desarrollo del mercado ni la generación de divisas a través de la exportación.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar