lunes 22 de abril de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Política monetaria

La Fed mantuvo las tasas de interés sin cambios por quinta vez consecutiva

El banco central estadounidense prevé tres recortes a lo largo del año.

20 de marzo de 2024 - 18:24

La Reserva Federal de Estados Unidos cumplió este miércoles las expectativas y mantuvo las tasas de interés por quinta reunión consecutiva en la vara del 5,25 al 5,5%, pero no cerró la puerta a que haya tres posibles recortes de aquí a finales de año.

El presidente de Fed, Jerome Powell, consideró que los tipos de interés han llegado a su pico este ciclo de política monetaria restrictiva y que en algún momento de este año será apropiado comenzar a bajarlos si la economía evoluciona favorablemente.

Las tasas de interés de la Fed

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) explicó en su comunicado que la decisión se tomó con el objetivo de lograr el máximo empleo y devolver la inflación al objetivo del 2%.

Powell mencionó que cualquier cambio al respecto se tomará "reunión a reunión" y conforme a los datos entrantes.

Pero los gobernadores de la Fed anticiparon también este miércoles que los tipos de interés se moverán en una horquilla mediana tres cuartos de punto por debajo de la tasa actual, con lo que la Fed ejecutaría tres bajadas de tipos a lo largo del año.

Según esa previsión, que no tiene por qué cumplirse, los tipos se situarán en 2024 en el 4,6%, (el equivalente a un rango del 4,5% al 4,75%), para recortarse al 3,9 en 2025 y llegar 3,1% en 2026.

El pronóstico para los dos próximos años es tres y dos décimas de punto superior, respectivamente, a lo avanzado en diciembre.

La Fed basa sus decisiones principalmente en la evolución del producto interior bruto (PIB), de los precios y del mercado laboral, las variables de su mandato.

El índice de precios al consumo (IPC) subió al 3,2% en febrero a nivel interanual, mientras que respecto a enero aumentó un 0,4%, por encima de lo esperado por los analistas y muy lejos de la meta del 2%.

A su vez, Estados Unidos cerró 2023 con un crecimiento de su PIB del 3,1%, según indicó en de febrero la Oficina de Estadísticas Económicas (BEA, en inglés), y dejó así atrás las preocupaciones sobre una recesión.

Y la creación neta de nuevos puestos en febrero resultó en 275.000 empleos, en comparación con 229.000 en enero. Fue una cifra que volvió a demostrar la fortaleza del mercado de trabajo estadounidense.

"Los indicadores recientes sugieren que la actividad económica se ha estado expandiendo a un ritmo sólido", dijo Powell, para quien la fuerte creación de empleo ha ido acompañada de un aumento de la oferta de trabajadores, en parte debido a un ritmo de inmigración "fuerte y continuado".

Las perspectivas sobre la economía de Estados Unidos

Desde su organismo se previó que la economía estadounidense crecerá un 2,1% en 2024, frente al 1,4% pronosticado en diciembre, y que la inflación se situará en el 2,4%, un porcentaje sin cambios respecto a finales de 2023.

Para el representante del banco central estadounidense, los tipos pueden haber alcanzado su pico en este ciclo de ajuste y en algún momento de este año podría ser apropiado comenzar a bajarlos si la economía evoluciona favorablemente.

Powell declaró que si se relaja la política de tipos demasiado o demasiado pronto, la inflación podría subir, y si se hace demasiado tarde se pueden causar "daños innecesarios al empleo", por lo que desde la Fed se insistió en la necesidad de "tener cuidado".

Para el organismo, aunque la situación económica es incierta, los riesgos para alcanzar los objetivos de empleo e inflación se están acercando a un mejor "equilibrio", lo que no evita que el FOMC esté dispuesto a ajustar la orientación de la política monetaria si surgen riesgos.

El funcionario añadió, por otra parte, que seguirán el ritmo de reducción de su programa de compra de bonos para inyectar más liquidez al sistema y lo finalizarán "lo suficientemente pronto para evitar turbulencias", aunque "vigilando el sistema bancario".

El programa de compra de activos ha estado reduciéndose desde junio de 2022 con el objetivo de limitar la liquidez del sistema, que se amplió durante la pandemia con un programa de compra de bonos por valor de 4,6 billones de dólares.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar