Edición Nº: | | Dolar: 77,31/ 83,31

La Bolsa cerró la semana con un alza de 5% pero los bonos siguen en baja

Las acciones de las empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio finalizaron la rueda del viernes con una suba de 5,45 por ciento y un Merval situado en los 23.890,35 puntos.

Por su parte, el índice de riesgo país de Argentina cayó en el primer día de aplicación de la cuarentena total declarada por el Gobierno de Alberto Fernández.

Al término de la jornada, el S&P BYMA Índice General se ubicó en las 1.005.937 unidades, con un avance del 5,60 por ciento.

El volumen de negocios operados en acciones totalizó 781,17 millones de pesos (12,25 millones de dólares), con un resultado de 79 subas, 55 descensos y 13 papeles sin cambios.

Tras haberse hundido 14,47% este miércoles y rebotar un 2,58% el jueves, el S&P Merval recuperó hoy otra parte más del terreno perdido, a tono con el mejor clima global que, de todas formas, sigue muy afectado por las repercusiones de la pandemia de coronavirus.

Este mayor rebote se produjo en las primeras horas de aislamiento social obligatorio en Argentina, que rige desde la medianoche del jueves al viernes.

Entre las líderes, las acciones que más ganaron hoy fueron las de YPF (12,84%), Aluar (9,78%), Grupo Galicia (8,92%) y Ternium (8,44%).

Por el contrario, cerraron en terreno negativo solo dos de los principales papeles: Holcim (-0,32%) y Bolsas y Mercados Argentina (-0,26%).

"Los activos locales ensayan una recuperación tras la decisión de cuarentena, y ayudados por la positiva lectura que dejó el 'mega canje' de títulos en pesos", explicó en su informe el economista Gustavo Ber.

Asimismo, la expectación ante lo que pueda hacer Wall Street, que espera medidas sanitarias más restrictivas en Estados Unidos, también acompañó a la Bolsa argentina, que ensayó un "rebote técnico".

"Los inversores siguen expectantes por la eficacia que tendrán las agresivas políticas monetarias y fiscales de los países centrales para aliviar las consecuencias económicas que podrían derivar en una recesión", añadió Ber.

El mercado de bonos argentinos sigue muy golpeado no solo por el pánico inversor global sino también por la incertidumbre creciente sobre la sostenibilidad de la deuda argentina, pero hoy recuperaron un 1,5% en promedio en sus cotizaciones en dólares.

Por primera vez en varios días, el índice de riesgo país descendió 65 puntos básicos, hasta las 4.050 unidades, después de tocar ayer su máximo en el año, un nivel que no se registraba desde 2005.

En cuanto a la renta fija, los bonos en dólares operaron de manera dispar; mientras el Bonar 2020 trepó un 1,4%, el DICA varió en la misma proporción pero en sentido inverso, a la vez que el Bonar 2024 cayó un 0,9%.

A su vez, Wall Street aceleró las pérdidas este viernes al cierre de una sesión volátil y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, cayó un 4,55% poniendo así el broche a su peor semana registrada desde 2008, en buena parte debido a las ventas de pánico de los inversores ante la crisis del coronavirus, mientras los gobiernos y bancos centrales intentan contener su impacto económico.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el índice Dow Jones reaccionó con fuerza al hundimiento del 11% en el precio del petróleo de Texas y acabó recortando 913,21 puntos, hasta 19.173,98 enteros, principalmente lastrado por las firmas Walt Disney (-9,43%), 3M (-9,18%) y Coca-Cola (-8,44%).

Por su parte, el selectivo S&P 500 retrocedió un 4,34% o 104,47 puntos, hasta 2.304,92; y el índice Nasdaq descendió un 3,79% o 271,06 puntos; hasta 6.879,52.

En el conjunto de esta semana, que empezó con un "lunes negro" y siguió el ritmo de una montaña rusa, el Dow perdió un 17,30%, el S&P 500 un 14,98% y el Nasdaq un 12,64%.

Los sectores de los servicios públicos (-8,18 %), los bienes esenciales (-6,53 %) y el inmobiliario (-5,48 %) fueron los más perjudicados hoy, y solo cerró en verde el energético (0,96 %).

Según los analistas, en el parqué neoyorquino hubo este viernes más volatilidad de la habitual porque expiraban a la vez diferentes tipos de opciones y futuros, lo que suele resultar en un mayor volumen de negociación y oscilaciones entre el terreno negativo y positivo.

Los mercados no parecen calmarse ante las medidas que están tomando los bancos centrales y los gobiernos para combatir el impacto económico del coronavirus, y menos ante las previsiones de analistas como los de Goldman Sachs, que estiman que la semana que viene las solicitudes por desempleo en EE.UU. se dispararán a unos 2 millones.

NOTAS RELACIONADAS:

El dólar "turista" tuvo una semana récord y subió más de 1 peso

La Bolsa logró un avance mayor a 2% pero los bonos siguieron en baja

La semana pasada hubo 218.000 solicitudes, la cifra más alta desde 2017.

En otros mercados, al cierre de Wall Street los inversores estaban acudiendo a activos seguros y el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajaba al 0,874%, mientras que el oro subía a 1.489 dólares la onza. El dólar ganaba terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,0685 dólares.

Por su parte, el mercado del petróleo no pudo mantener el rebote registrado el jueves tras una directiva del presidente estadounidense, Donald Trump, que permite completar las reservas estratégicas hasta su capacidad máxima con la compra de 77 millones de barriles a los productores estadounidenses.

El petróleo terminó la semana con una fuerte caída este viernes y suma pérdidas de casi un 30% en cinco días en Nueva York, en un mercado con sobreoferta y una demanda deprimida.

El barril de WTI para entrega en abril terminó en 22,53 dólares, una baja del 11% respecto al cierre del jueves.

En tanto, en Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en mayo cedió algo más del 5% para terminar en 26,98 dólares. En la semana perdió un 20%.

El precio del petróleo ha perdido más del 50% de su valor este año después de que las medidas para frenar el coronavirus redujeron drásticamente la demanda y que dos de los principales productores, Arabia Saudita y Rusia, están enfrascados en una guerra de precios.

Finalmente, la bolsa de Sao Paulo se desplomó un 18,88% en una semana de gran volatilidad y en la que suspendió operaciones hasta dos veces debido al pánico en los mercados internacionales ante el temor generado por la expansión del coronavirus.

Tras cinco sesiones repletas de altibajos, el índice de referencia del mercado brasileño, Ibovespa, bajó este viernes un 1,85% y cerró con 67.069 puntos, en una jornada marcada por las pesimistas proyecciones sobre la economía brasileña.

El Gobierno brasileño redujo su proyección para el crecimiento de la mayor economía sudamericana en 2020, desde el 2,10 % prevista la semana pasada hasta el 0,02% calculado este viernes debido a los efectos que el coronavirus tendrá en la economía brasileña.

Brasil ha confirmado hasta este viernes unos 900 casos de coronavirus y 11 muertes, la mayoría de ellos en el estado de Sao Paulo, el más poblado y rico del país.

En el mercado cambiario, el dólar bajó hoy un 1,41% y concluyó a 5,025 reales para la compra y 5,026 reales para la venta de tipo comercial tras superar esta semana el techo de los cinco reales por primera vez en la historia.

No obstante, en la semana acumuló una subida del 4,44% frente al real brasileño.

Durante la jornada bursátil de hoy, en la bolsa de Sao Paulo se negociaron 33.410 millones de reales (unos 6.645 millones de dólares), producto de 5.469.880 transacciones financieras.