Edición Nº: | | Dolar: 75,05/ 80,05

Subrayan que los puertos exportadores de granos operan con normalidad

El presidente de la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC), Luis Zubizarreta, aseguró que las principales terminales exportadoras de granos "están funcionando normalmente" y que llevan adelante conversaciones con los gremios para "alinear" protocolos de trabajo por la pandemia del coronavirus.

"Los puertos están funcionando normalmente. En estos momentos estamos tratando de incrementar las medidas de cuidado y mejorando los protocolos con la colaboración de los puertos para darle tranquilidad a los operarios. Estamos tratando de alinear los protocolos y hablando con los gremios", indicó Zubizarreta a Télam.

Durante la semana, los trabajadores de los puertos, entre los que se encuentran los recibidores de granos, plantearon a las empresas el incumplimiento de las medidas de prevención para el contagio del coronavirus en las terminales portuarias y hasta hubo rumores de que tomarían una medida de fuerza.

NOTAS RELACIONADAS:

"La caída de precios es una mala noticia para el mundo productor"

Luego del paro agropecuario, el Gobierno ratificó el esquema de retenciones

Según Zubizarreta, los empresarios "tuvimos planteos de los gremios con distintos tonos y charlamos y tratamos de poner en el lugar razonable las cosas que vamos haciendo. Es muy importante seguir exportando para la Argentina y el mundo en este contexto. Tenemos una responsabilidad muy seria con el mundo y mientras dure esto seguiremos en esta línea".

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, dijo que "la semana empezó de una manera bastante caótica en los puertos, pero ya mañana creemos que va a estar normalizado".

Según Idígoras, se otorgaron licencias a trabajadores que se encontraban dentro de los parámetros de riesgo por el coronovirus establecido por el Gobierno nacional y se estableció un nuevo protocolo para la descarga de los camiones, donde se evita que los choferes entrenen contacto directo con los operarios de los puertos.