Edición Nº: | | Dolar: 86,00/ 92,00

Cómo comunicar en una PYME

En su mayoría, la teoría y enseñanza de la comunicación está basada o tiene rasgos de grandes empresas.

Por el modo en que se proponen emplear las herramientas, los tiempos que se manejan, la amplitud o inversión que suponen tales acciones, etc.

Con lo cual la gran parte de los chicos que salen al mercado laboral, tiene este primer encontronazo con la realidad de manera abrupta y caen en cuenta que aquello que habían pensado, estudiado y hasta jugado a realizar en algún trabajo práctico, sólo se podría llevar adelante en un puñado de empresas.

La realidad es que esto es un gran error en términos educativos, debido a que seguramente el destino laboral de la mayoría será una PYME.

Ya que representan más del 90% de empresas en el mundo. Por eso deberíamos tener en cuenta desde un comienzo ¿qué es? o ¿cómo se hace para comunicar en una pequeña o mediana empresa?. Y cuando planteó la incógnita lo hago pensando en las características propias de éstas, y aún más focalizando en el escenario argentino.

En su mayoría empresas impulsadas por una persona o familia como motor central, incluso si esta ya logró profesionalizar algunos puestos, el rasgo familiar relacionado con el compromiso, cómo también con la satisfacción en la obtención de los logros, sigue fuertemente arraigado a su identidad.

Esta seguramente sea una organización que va detrás de los temas, que no puede planificar, ni prever muchos aspectos del desarrollo empresarial, no por falta de capacidad, sino por falta de tiempo. El tiempo en una PYME es el valor más preciado y el activo de mayor impacto.

En principio hay que ordenar los temas a trabajar de una manera lógica en este universo, más allá de que generalmente todo es urgente, hay que darle un prioridad a cada cosa e ir ponderando su planificación por etapas. Y esto no quiere decir que por ser PYME haya que dejar algún tema macro afuera, como bien podría pensarse.

¿Una pequeña empresa necesita un plan de gestión de crisis o comunicación interna? si, por supuesto. Pero tal vez hay que tratar temas más urgentes primero.

Suelo escuchar muchas veces, cosas como esta: “No, lo que pasa que usan tal herramienta o trabajan con tal otra, porque son una multinacional”. Falso. Las pequeñas y medianas empresas tienen casi las mismas herramientas de comunicación que una gran empresa.

El punto es la inversión que se pueda hacer en cada una de ellas, pero aquí hay dos elementos niveladores. Por un lado la creatividad y por otro y como potenciador del primero la pasión.

Hoy alguien puede llegar a 10 millones de personas en 5 min, por un video que subió a Instagram, incluso sin querer hacerlo. Con lo cual la herramienta da la posibilidad, sólo hay que aprovecharla bien e intentar suplir el poderío económico, con ideas creativas.

Por esto mismo una PYME debería estar más preocupada en pagar un mejor sueldo a alguien con mayores capacidades, que una multinacional que tal vez con su gran estructura de especialización de puestos y cantidad de personas por tarea, ese diferencial intelectual o de capacidad se vea licuado o disminuido en la suma de las partes.

Con lo cual comunicar en una PYME comienza en el orden, luego pasa por lo creativo y por último en lo testarudo. El trabajo sostenido sobre un elemento nos llevará a la mejor versión de este.

Además por sobre todas las cosas es importante, tener presente cada área de la comunicación estratégica de una organización y adaptarla a las características de la PYME.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. El emprendedor y el deber de comunicar
  2. Cualquiera puede tener su estrategia de comunicación

Toda empresa debe tener una política de comunicación interna sean 10 mil, 500 o 20 empleados. Una, será más compleja que la otra, pero en todas debe existir una profesionalización de esa herramienta, incluso porque cada una de las áreas de las PYMES se tornan más importantes que las de una híper empresa, porque el efecto que puede generarse en una masa grande de empleados, puede que se nivele por su alcance, el impacto en un grupo de 15 personas es más directo.

En una PYME importa cada detalle, cada mínima acción se verá reflejada en su desarrollo e historia y eso es algo positivo. También es válido decir, que las acciones cuestan más trabajo y tiempo que en un multinacional, generalmente por la escasez de sus recursos.

No obstante, por el contrario, algunas otras tienen menor costo debido a la pequeña estructura de la organización y un mayor impacto en el estado general de las mismas.

Por todo esto y como resumen, queda entender que trabajar en una PYME en el plano comunicacional, no requiere eliminar ningún aspecto debido al tamaño, sólo un acondicionamiento de cada estrategia y planificación.

Estas empresas tienen características propias en su modo de interacción interna, externa y proyección. Hay que analizar y entender todo este universo para poder desarrollarse sobre bases firmes. Es importante resaltar también que las diferencias de altura empresarial pueden emparejarse si se lo planifica de manera inteligente.

La creatividad tiene un valor incalculable en muchos planos de la comunicación, las redes sociales son una herramienta niveladora y además se puede llevar la pelea a mundos más pequeños, en donde la dimensión de ambas empresas no tenga relevancia y se nivelen.

 

Facundo Farias es RRII del Espacio Pyme de la Cámara Argentina de la Construcción. 
Consultor en comunicación digital y prensa. 
Speaker y columnista en temas de comunicación estratégica para PYMES y emprendedores.

https://www.linkedin.com/in/facundo-farias/

www.expresionpr.com