lunes 26 de febrero de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Chile

Chile levantó la veda total a las importaciones de carne de Brasil

27 de marzo de 2017 - 10:56

El país trasandino acotó la prohibición a 21 frigoríficos tras el escándalo de las adulteraciones de la producción, informó el Servicio Agrícola Ganadero (SAG).

El cierre total del mercado brasileño de carne fue impuesto el lunes luego de que se descubrieran maniobras de empresas brasileñas para comercializar productos adulterados y no aptos para el consumo.

El SAG indicó en un comunicado que "decidió modificar la restricción de importación a la carnes brasileñas, manteniendo precautoriamente la suspensión de importación de carne bovina, porcina y de ave a solo 21 establecimientos que se han visto involucrados en la red de corrupción".

La medida se adoptó tras el viaje a Brasil de inspectores del organismo para verificar la situación sanitaria de los principales frigoríficos que exportan carnes a Chile.

El SAG subrayó que "continuará reforzando las medidas de vigilancia y fiscalización tanto en la frontera para el ingreso de productos pecuarios, como en los puntos de comercialización".

Brasil es el segundo proveedor de carne de Chile con 37.000 toneladas anuales, mientras que Paraguay es el primero con 39.000 toneladas, según datos del gobierno chileno.

Tras la decisión de Chile el lunes de cerrar completamente su mercado, el ministro brasileño de Agricultura, Blairo Maggi, advirtió que Brasil podría tener una "reacción fuerte", pudiendo tener represalias a productos del país trasandino.

En noviembre, el Ministerio de Salud de Chile emitió una alerta ante la posible contaminación con parasitosis de carne importada desde Brasil, cuya venta y distribución fue prohibida. Esa alerta fue levantada una semana después.

Brasil es el mayor exportador global de carne bovina y aviar, y el caso, que afecta en particular a dos gigantes del sector -JBS y BRF-, sacude a uno de los sectores fuertes de su economía, que entró en recesión en 2015.

La administración de Michelle Bachelet argumenta que solo se trata de unas cuantas manzanas podridas en la industria alimentaria nacional.

Las adulteraciones fueron reveladas el viernes pasado, cuando la policía brasileña informó que grandes exportadores de carne habían sobornado a inspectores de los servicios de higiene para que autorizaran la venta de carne que estaba adulterada.

Desde el estallido del escándalo, se han producido más de 30 arrestos y tres plantas han sido clausuradas.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar