domingo 26 de mayo de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Opinión

¿Estamos midiendo lo que importa en el negocio?: claves para saber adaptarse en tiempos dífíciles

Sólo si actuamos en forma focalizada, con sentido de urgencia y basados en algún nivel de planificación mínimo estratégico sobre la ecuación de rentabilidad, tendremos algún impacto sobre las fuentes de generación de valor.
Somos Pymes | Hugo Sarri
Por Hugo Sarri 18 de julio de 2023 - 15:18

Disponer de estrategias diversas e innovativas en el contexto actual a fin de resguardar la rentabilidad tiene que ver entre tantas cuestiones con conocer el costo real de lo que hacemos en términos de productos ó servicios, como asimismo identificar la rentabilidad de clientes y canales comerciales en principio, principales fuentes de generación de valor para el negocio.

¿Cuál es el panorama actual y el escenario que transitamos?

Ignorar que tenemos tiempos complejos por delante es comportarse de manera similar a lo que ocurrió con distintos ejemplos de capitanes de barcos que desestimaron las numerosas advertencias sobre la existencia de icebergs en su ruta como amenaza a su plan de viaje.

Esta situación pasó en el siglo pasado y pasa a menudo en el mundo actual, a pesar de los avanzados radares con los que se cuentan.

¿Dónde vamos trabajando en forma preventiva la gestión de la empresa?

Numerosas empresas en la actualidad asumiendo que por contar con tableros de comando y control, gran cantidad de indicadores operativos y elevar la fiebre por la medición de toda actividad de la organización -fobia por el control de lo incontrolable-, eliminan los RIESGOS que atentan contra la viabilidad del negocio a largo plazo.

¿Estamos midiendo lo que importa en el negocio?

Si asumimos como plan las estrategias que -aunque no estén escritas, las empresas las tienen en su recetario intuitivo de acciones a realizar-, lo primero que nos genera fuerte incertidumbre es el horizonte sobre el cual van a aterrizar nuestras previsiones y lo que nos desconcierta es el comportamiento de las variables que a diario inciden en la realidad de la gestión económica y financiera del negocio.

Este padecimiento es generalizado en casi todos los sectores…

Sin profundizar en esta nota en las razones y naturaleza de la causa raíz de los problemas y vaivenes económicos a los que las empresas y negocios de cualquier tamaño se ven sometidos periódicamente ó cíclicamente en donde operan, siempre es necesario reconocer la importancia de saber que existen enfoques y herramientas como para mitigar los problemas recurrentes y para mejorar nuestras posibilidades de no deterioro de aquellas potencialidades desarrolladas en tiempos mejores.

Sólo si actuamos en forma focalizada, con sentido de urgencia y basados en algún nivel de planificación mínimo estratégico sobre la ecuación de rentabilidad tendremos algún impacto sobre las fuentes de generación de valor que a esta altura de los acontecimientos y que dependen de variables como: costos, calidad, plazos, servicios, atención al cliente y gestión de todos aquellos bienes intangibles que nos hacen más competitivos y valorados por el mercado.

Obviamente la gestión del cambio apoyada por la digitalización del negocio y los sistemas de gestión contribuyen al objetivo de gestionar mejor en el mientras tanto la empresa, a pesar de las restricciones presupuestarias que limitan la capacidad de invertir en determinadas prioridades de la estrategia de negocios.

Estrategias para innovar en la gestión de costos y precios.

El modelo tradicional de costos por ejemplo ha venido cambiando a los fines de contar con información más fiel sobre el comportamiento de aquellos que son más estratégicos que otros costos para ser más competitivos y poder desarrollar entre otras cosas planes de marketing más eficaces.

La complejidad de los mercados, la incertidumbre y la creciente competencia obliga a buscar la determinación de la rentabilidad por clientes, por productos, conocer si nuestros procesos de negocios son caros ó rentables, descubrir costos ocultos en la gestión y operaciones internas.

La técnica de ABCosting, ó costeo estratégico basado en las actividades NO es necesariamente una herramienta para bajar costos sin muestra alguna de racionalidad en las decisiones, sino que apunta a cuestiones más estratégicas como, por ejemplo, hacer que la estructura de costos y gastos de la compañía se vuelva más visible, para obtener un valor más exacto de nuestros productos y servicios.

Sorprende a veces ver empresas que no cuentan con información ó no tienen idea de lo que realmente les cuesta fabricar su producto, de lo que tal producto demanda de recursos y basan sólo su precio en el mercado, más allá de la importancia del mismo en los tiempos actuales dado que el mercado nos obliga también a manejar estrategias de precios según se trate lo que ofrecemos ó valora el cliente ó restricciones con la que nos manejamos.

Desde nuestra experiencia en temáticas de gestión de estrategias, programas de mejoras de rentabilidad y gestión de iniciativas de negocios, objetivos y metas, al conocer el verdadero costo de nuestro producto ó servicio, las empresas pueden desarrollar mejores estrategias de Marketing y adoptar decisiones fundamentales para la organización.

Hemos visto empresas que cambiaron sus estrategias de marketing al enterarse de que los productos le costaban más de lo que pensaban ó suponían.

O también sus costos eran más bajos dado que tal producto subsidiaba a otros y entonces había margen como para aprovechar situaciones de mercado.

El problema quizás puede verse más en las Medianas y Pequeñas empresas, menos en las grandes, cuando las primeras deben recurrir permanentemente a estudios especiales para revisar ó disponer de información que el sistema no brinda para ajustar las relaciones de costo/precio ó tomar otras medidas.

¿Dónde impacta el análisis comentado?

Las decisiones entre otras que pueden beneficiarse de la información de más calidad de un sistema estratégico de costos para la gestión están sobre dimensiones como:

  • Asignación de Precios en forma estratégica para productos y canales de venta
  • Análisis preciso del Mix de Productos más rentables, por ejemplo.
  • Bajar riesgo comercial y operativo a futuro con creación de cartera de clientes más sana en lo posible.
  • Establecimiento de prioridades en esfuerzos para mejorar, dado que se cuenta con datos de costos de actividades ligadas a procesos claves del negocio.

(*) El autor es Fundador y CEO de Practicas&Gestión, consultora especializada en Gestión de Negocios y Finanzas Estratégicas

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar