sábado 25 de mayo de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Industria del juicio

Se reglamentó la Ley de Riesgos de Trabajo

11 de abril de 2014 - 12:17

El Gobierno nacional estableció el viernes los criterios para los pisos mínimos y posteriores ajustes a las prestaciones dinerarias por accidentes laborales y enfermedades profesionales.

Asimismo, informó que el plazo de pago se considerará en 15 días corridos, al reglamentar la ley 26.773 de Riesgos del Trabajo.

El decreto número 472 ya fue publicado en el Boletín Oficial con la firma de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La ley, de octubre de 2012, modificó los topes indemnizatorios por accidentes y siniestros laborales, y conservó la posibilidad de reclamo judicial, si el trabajador no está de acuerdo con el pago ofertado, aunque inhabilitó la instancia de aceptar la suma ofertada y al mismo tiempo demandar más ante la Justicia.

El decreto precisa las fórmulas de cálculo de las reparaciones, y dispone que la prestación adicional por Gran Invalidez seguirá abonándose en forma mensual.

En los casos en que el daño sufrido por el trabajador impida que realice sus tareas habituales más allá del plazo máximo previsto, y no haya certeza del grado de disminución de su capacidad laborativa, la aseguradora solicitará el otorgamiento de un nuevo período transitorio de hasta un máximo de doce meses.

Durante esta última etapa, el trabajador no devengará remuneraciones de su empleador, pero ese período podrá ser reducido si con anterioridad se hubiese sustanciado el trámite pertinente para establecer la Incapacidad Laboral Permanente.

En los casos de Incapacidad Laboral Permanente o Muerte del damnificado, la indemnización adicional de pago único consistirá en una suma equivalente al 20%, calculada sobre la base de las indemnizaciones determinadas, más las compensaciones adicionales.

El plazo de 15 días previsto legalmente para los obligados al pago de la reparación dineraria se deberá considerar en días corridos, y en caso de fallecimiento del trabajador, dicho plazo se contará desde la acreditación del carácter de derecho habiente.

Según el decreto, la Superintendencia de Riesgos del Trabajo dictará normas complementarias para que el damnificado o sus derechohabientes tengan pleno conocimiento de sus derechos, con anterioridad al momento de percepción de las indemnizaciones.

La medida faculta a la Secretaría de Seguridad Social para establecer los parámetros técnicos y metodologías de ajuste de las compensaciones dinerarias adicionales de pago único, y de los pisos mí­nimos que integran el régimen de reparación.

Al referirse a la norma, el Ministerio de Trabajo destacó que posibilita acceder a beneficios mediante procedimientos rápidos y desalienta la "industria del juicio".

Destacó además que se garantiza la movilidad indemnizatoria, a través de ajustes semestrales por el índice RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), que refleja la evolución salarial.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar