Edición Nº: | | Dolar: 183,74 192,74
  • Agro
  • Publicado el

Domínguez descartó problemas en la importación de fertilizantes y agroquímicos

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, afirmó que no habrá dificultades para la importación de fertilizantes y productos fitosanitarios de cara a la próxima campaña agrícola 2022/23.

El funcionario aclaró que hay un "seguimiento día a día" para evitar complicaciones.

"Está todo dispuesto para que Argentina no tenga ningún problema ni ninguna dificultad en la importación de fertilizantes y fitosanitarios", resaltó el titular de la cartera agropecuaria, al anunciar medidas para estabilizar el precio del trigo.

La justificación oficial

El precio internacional de dichos insumos continúan en un proceso de encarecimiento que fue agravado por la guerra entre Rusia y Ucrania, ambos países proveedores de fertilizantes.

En este sentido y ante dificultades manifestadas por ciertas empresas para poder hacerse de ellos, Domínguez detalló que mantuvo reuniones con funcionarios del Banco Central (BCRA), la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), entidades agropecuarias y la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (Ciafa).

Desde el Ministerio "estamos siguiendo el día a día para que no tengamos problemas", resaltó.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Se vienen nuevas medidas para contener la suba de precios de los alimentos
  2. Exportadores rechazaron las medidas oficiales sobre el comercio de materias primas

No obstante, el funcionario consideró que se trata de un problema global, ya que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania convirtió a los fertilizantes en "un recursos escaso".

"Hoy se necesitan US$ 1.200 millones más" para adquirir la misma cantidad de fertilizantes y agroquímicos que consumió Argentina la campaña pasada, ilustró.

Este es "el problema más importante que tienen los productores de cereales y oleaginosas en todo el planeta", remarcó.

La nueva estrategia de Casa Rosada

Previamente, el ministro de Agricultura anunció el establecimiento de "la suspensión temporaria del diferencial de 2% de los derechos de exportación de harina y de aceite de soja del decreto 790/2020".

"Esta suspensión de estos derechos de exportación harán que vuelvan al 33%, porcentaje que ya las empresas le descuentan al productor", subrayó el integrante del gabinete nacional.

Asimismo, Domínguez informó que se instrumentarán las medidas necesarias "para estabilizar al precio del trigo a valores pre bélicos, mientras duren las consecuencias del aumento a causa de esta guerra" entre Rusia y Ucrania.

En una conferencia de prensa realizada en la sede del Ministerio de Agricultura, el ministro Domínguez explicó que se busca "desacoplar" el precio interno de los precios internacionales con dos objetivos: "uno, tratar de cuidar a los consumidores; segundo, que esta medida no perjudique a los productores argentinos".

En este sentido, Domínguez remarcó que estas medidas se toman para "defender a los consumidores", y añadió que "de ninguna manera perjudique a productores argentinos".

El funcionario explicó que "la medida establece la suspensión temporaria del diferencial de 2% de los derechos de exportación de harina y de aceite de soja del decreto 790/2020. Estos derechos de exportación harán que vuelvan al 33%, porcentaje que ya las empresas le descuentan al productor".

En este marco, Domínguez anunció que con el propósito de "captar los precios internacionales de esta coyuntura histórica", se decidió "abrir los registros de exportación de la cosecha 22-23 por un total de 8 millones de toneladas de trigo, que se suman a las 2 millones de toneladas ya autorizadas".

"Con esta decisión pretendemos lograr el objetivo de darle previsibilidad a los productores para la próxima siembra de trigo y lograr un nuevo récord de producción", dijo el titular de la cartera agropecuaria.