Edición Nº: | | Dolar: 94,71/ 100,71

La industria textil avanzó un 22% en el primer trimestre del año

La producción del rubro registró esa suba interanual en la primera parte del 2021, de acuerdo a un informe de la consultora Indicadores Económicos Sectoriales (IES).

En lo que respecta a las prendas de vestir, se detectó una recuperación en el período analizado del 18,3 por ciento.

Alejandro Ovando, director de IES Consultores, señaló que “luego de la fuerte caída de 2020, la producción textil mostró una sensible recuperación durante los primeros meses de 2021, ubicándose por encima de los niveles pre pandemia”.

De acuerdo al informe sectorial, impulsaron al segmento textil "la protección arancelara por parte del Gobierno, sumada a la escasez de divisas para la importaciones".

IES Consultores detectó una suba de costos durante los últimos meses, como consecuencia de la suba de los precios del algodón y aumento de costos logísticos.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La producción metalúrgica recuperó el nivel del 2019
  2. Cgera festejó la baja de retenciones para las MiPYMES

En marzo de 2021, el crecimiento interanual de los precios de la ropa en general alcanzó el 63,2% respecto a igual mes de 2020, muy por arriba de la inflación general que fue de 35% en el mismo período según el IPC CABA.

Por otra parte, desde diciembre de 2020, el segmento textil acumuló un incremento del 11,7%, mientras que el IPC CABA lo hizo a un ritmo del 10,9%, perdiendo terreno relativo en lo que va de 2021.

El sector es tradicionalmente deficitario en el comercio exterior, ya que necesita de importaciones para cubrir el consumo interno, así como también de insumos para la producción local de indumentaria, mientras que las exportaciones sectoriales no representan un peso significativo, señaló el informe de IES.

Las exportaciones del sector textil e indumentaria totalizaron US$ 72,6 millones en el primer trimestre de 2021 y mostraron una fuerte recuperación del 18,2%, con respecto a igual periodo de 2020, principalmente por las ventas externas de fibras de lana y tejidos.

En cuanto a las importaciones del sector textil e indumentaria, estas también tuvieron un crecimiento del 5,6% en valores y mostraron una sustancial suba del 23,8% en cantidades.