Edición Nº: | | Dolar: 94,71/ 100,71

Sancionan ley de moratoria impositiva bonaerense y simplificación de Ingresos Brutos

La Cámara de Senadores bonaerense dio el visto bueno a la norma que crea un Régimen Simplificado de Ingresos Brutos para alrededor de un millón de monotributistas.

Asimismo, establece un "Régimen de regularización de Deudas Impositivas" con la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) para deudores de impuestos patrimoniales del 2020, con quita de multas e intereses.

Los proyectos, que habían sido girados por el Poder Ejecutivo y que ya habían sido aprobados en Diputados, fueron sancionados en la sesión que realizó el martes la Cámara Alta provincial.

Las normas forman parte del plan de reactivación productiva que anunció el gobernador en la Asamblea Legislativa el 1 de marzo pasado.

La moratoria abarca a los tributos patrimoniales e incluye deudas devengadas o vencidas durante 2020 de los impuestos Inmobiliario, Automotores y Embarcaciones Deportivas.

En su mensaje enviado a la Legislatura, el gobernador precisó que el plan de pagos "abarca a más de 3 millones de contribuyentes y a 5000 empresas".

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Promulgaron la reforma del impuesto a las Ganancias
  2. Empiezan a regir los cambios en Ganancias con retroactividad a enero

El ex ministro de Economía aclaró que la financiación incluirá como principal beneficio la condonación de multas, intereses y recargos, que serán "segmentadas, en función de la capacidad de pago del contribuyente, lo que implica que recibirán mayores beneficios quienes fueron más afectados".

"Las condonaciones llegarán al 100% de intereses y multas para los más afectados, y desde el 10% al 90% para el resto, dependiendo de la situación del contribuyente y del momento de acogimiento", precisó.

El mandatario provincial planteó que el segundo de los planes de regularización, aprobado también el martes, se orientará a agentes de recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos, beneficiando a alrededor de 3.800 empresas, en su mayoría PYMES.

Abarcará aquellas obligaciones de Ingresos Brutos y Sellos devengadas o vencidas al 31 de diciembre de 2020 e incluirá la condonación de multas, intereses y recargos, que estará segmentada según el tamaño del contribuyente.

De esa manera, los mayores beneficios se destinarán a las micro, pequeñas y medianas empresas.

En concreto, la quita para microempresas será de 90%; para las pequeñas, 80%; medianas, 70%; en tanto que para el resto será de 10%.

En tanto, el régimen simplificado de Ingresos Brutos para alrededor de un millón de monotributistas establece que a partir de ahora empezarán a abonar una suma fija por mes de acuerdo a su categoría y no deberán presentar más la declaración jurada en forma mensual.

Establece -entre otros cambios- que los contribuyentes no tendrán la obligación de presentar declaraciones juradas mensuales de Ingresos Brutos en ARBA y que tampoco se le aplicarán retenciones.