Edición Nº: | | Dolar: 93,50/ 99,50

La empresa que sigue el camino del empoderamiento femenino trazado por ONU Mujeres

En el marco de la fecha que conmemora la lucha de las mujeres en todo el mundo, Ludmarc anunció su adhesión a los Principios de Empoderamiento de la Mujer (WEPs) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La empresa argentina se alineó el 8 de marzo a la búsqueda de promover la equidad y potenciar el desarrollo de sus colaboradores.

En una entrevista con SOMOS PYMES Radio (La Red AM 910, domingos de 6 a 8 hs), la principal figura de la compañía creada en 2007, Natalia Facciolo, nos habló de la realidad de una de las 160 firmas locales que hasta el momento se han adherido para trabajar en la concientización y la difusión de la igualdad de género.

El programa de ONU Mujeres está centrado en cuatro puntos centrales:

_Perspectiva desde el lado gerencial
_Formación y capacitación de las mujeres
_Empoderamiento
_Diversidad e inclusión en el lugar de trabajo

En ese sentido, Facciolo, gerente de Ludmarc, recordó: "El 100 por ciento de nuestro capital está construido por mujeres".

"Comenzamos como una panificadora y fuimos ampliando nuestro servicio a la distribución de alimentos y productos de limpieza", describió la ejecutiva, al relatar la historia del emprendimiento.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La empresa que busca ser "buena para el medio ambiente"
  2. Muia: "Ser emprendedor es un gran desafío porque siempre te cambian las reglas del juego"

"Al especializarnos en todos los temas relacionadas a la carga (de mercaderías), la mayoría de nuestro equipo está compuesto por hombres", admitió.

Pero resaltó: "Gracias al plan de acción de ONU Mujeres nos dimos cuenta cuando podemos influir en la confección de nuestro equipo de trabajo, encontrando espacios para las mujeres en lugares donde habitualmente se ubican los hombres".

"Tener mujeres en el sector de panificados facilitó la incorporación de tecnología", ejemplificó Facciolo (foto) en el programa que conduce Carlos Manzoni, editor de "Economía" en el diario La Nación.

"El primer paso para liderar es formarnos nosotras: una no puede dar lo que no tiene. A esto le sigue la conformación del equipo de trabajo y la búsqueda del mercado", graficó la emprendedora.

"El próximo paso es la relación con la sociedad y el impacto que podemos generar en nuestra zona", detalló la gerente de Ludmarc, empresa con base en la localidad bonaerense de Mercedes.

Según Facciolo, "impactando en una persona ya nos puede ayudar a reducir la brecha de género en las empresas".

"Desde Ludmarc la idea es seguir trabajando en actividades que tengan que ver con los sesgos inconscientes, equidad de género y violencia doméstica, para poder influir tanto en la empresa como en las familias", declaró la referente empresaria.

Para la ejecutiva, "es importante segmentar bien el mercado, para poder llegar a instituciones públicas y grandes empresas, pero también a almacenes y supermercados".

En otro tramo de la charla, Facciolo describió que "la pandemia afectó mucho más a las mujeres, porque estamos trabajando más y tenemos una mayor carga horaria también en nuestras casas, cuidando a nuestras familias".

En ese contexto, subrayó: "Nuestro objetivo es ayudar a propagar los principios que ONU Mujeres nos ofrece a quienes tenemos más cerca".

Redacción: Mauro Torres