Edición Nº: | | Dolar: 93,50/ 99,50

Industriales PYME le dan el ok al control del Gobierno sobre los precios

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, explicó que es necesario tener un acuerdo de precios "que le ponga límites a la presión inflacionaria".

En ese sentido, respaldó que se aumenten los controles en toda la cadena de producción y distribución.

Según el directivo, "el cumplimiento de la Ley de Góndolas, con oferta variada en los productos que se ofrecen, será la superación de las medidas de fiscalización estricta, que son necesarias en la urgencia".

"El control de precios es importante porque es un paso anterior al cumplimiento total de la Ley de Góndolas, en donde la oferta de al menos cinco proveedores por producto, en los casos en donde existiera esa oferta, permitirá variantes para combatir la inflación evitando incrementos masivos, y a la vez le abrirá las puertas a PYMES que tienen capacidad de ser competitivas en el mercado", resaltó.

Al respecto, el mandamás de IPA expresó: los industriales PYME están "dispuestos a poner el hombro, como se hizo hasta el momento, incluso superando situaciones de crisis profunda, para lograr la estabilidad macroeconómica que permita previsibilidad para la llegada de nuevas inversiones y una recuperación constante".

NOTAS RELACIONADAS:

  1. PYMES celebran la decisión oficial de apostar por la producción local
  2. Rosato: Con la Ley de Góndolas vamos a "lograr una mayor competitividad"

Por otra parte, Rosato (foto) respaldó la decisión del Gobierno de proteger a las firmas del sector a través de la administración del comercio exterior y de incentivos para la producción.

"La decisión oficial de cuidar a las fábricas nacionales es fundamental en un momento en donde el mundo se está reconfigurando en materia comercial", festejó.

"Sabemos de demoras puntuales en el abastecimiento, pero se solucionan con la intervención directa" del Estado, aclaró el dirigente.

Además, consideró necesario "alinear la reactivación de los distintos sectores a toda la actividad económica", lo que implica "ser solidarios entre todos para que aquellos que iniciaron la reactivación puedan beneficiar a quienes se encuentran relegados o afectados por la pérdida de competitividad que generó la pandemia".

El sector energético "puede traccionar sobre las PYMES su poder de recuperación en inversiones, dándole prioridad a las compras nacionales y generando un círculo de virtuoso crecimiento que permita superar los problemas urgentes para centrarse en los desafíos del desarrollo", argumentó el empresario.

Para Rosato, "es importante que las PYMES industriales sean el motor del mercado interno y a la vez engranaje de las grandes empresas para que, juntas, dinamicen el mercado laboral registrado, con una competitividad sistémica que fortalezca el rol del Estado y que el trabajo genuino del sector privado ponga en relevancia la economía nacional".