Edición Nº: | | Dolar: 61,53/ 66,53

El comercio porteño empieza a resentirse por el coronavirus

La Federación de Comercio e Industria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Fecoba) subrayó que determinados rubros gastronómicos porteños registran caídas de hasta el 70% en el nivel de comensales, al describir los primeros efectos negativos en el comercio por la crisis desatada por la pandemia.

Las pizzerías, a través de la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (Appyce), estimaron una caída de 70% el fin de semana, principalmente por la suspensión de actividades recreativas como teatros, cines, etc.

A su vez, la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) manifestó que debido a esta situación extrema, debieron cancelar los trabajos en el taller y tratan de cuidar el flujo de dinero en efectivo para poder pagar los salarios de los trabajadores.

Ante las medidas preventivas adoptadas por el Gobierno nacional, los shoppings disminuyeron sus horarios de 12 a 20 y los comercios vinculados a la industria del calzado registraron pocas o nulas ventas.

En esa misma línea, los comercios asociados a la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), sobre todo los de cotillón se vieron muy afectados en la reducción de sus ventas debido a la suspensión de festejos y reuniones.

La Asociación de Comerciantes del Casco Histórico registró una importante baja en la actividad económica y piden, al igual que el resto de los comercios, flexibilidad bancaria para cubrir cheques emitidos y suspensión de obligaciones inmediatas en el corto plazo para poder hacer frente a esta situación económica.

NOTAS RELACIONADAS:

Reafirman la capacidad productiva de la industria alimenticia

Buscarán elevar el consumo interno de carne para mitigar factores externos

En el mismo sentido, la Cámara de Comercio, Industria y Producción de la Argentina (Cacipra) registró aproximadamente 70% de caída en el transporte de carga área.

La Cámara Argentina de Distribuidores de Materiales Eléctricos (Cadime) expresó que las ventas se llevan adelante vía online y en el local se restringe el ingreso de personas.

Los asociados de la Cámara Argentina de Multimedia, Ofimática, Comunicaciones y Afines (Camoca) manifestaron que "con este nuevo contexto esperan una disminución aún mayor de las operaciones, tanto de venta como de provisión, y un probable quiebre de la cadena de pagos con todas las consecuencias que eso implicaría para la supervivencia de las empresas".

Preocupados por el impacto que traerá en los distintos comercios, no solo de la Ciudad sino a nivel nacional, el presidente de Fecoba, Fabián Castillo consideró "necesario tomar medidas tendientes a mitigar el impacto de esta pandemia en el bolsillo de los comerciantes, como, por ejemplo, diferir el pago de impuestos".

Por esto, los comercios porteños solicitan, "ante la situación que se está viviendo en el país por el avance del coronavirus, que se tomen medidas para mitigar el impacto económico como, cese de pagos en el corto plazo de cualquier tipo de tasa o impuesto o el otorgamiento de créditos sin costas para pagar empleados y servicios".