Edición Nº: | | Dolar: 65,91/ 70,91

Este contratista enseña a manejar tractores en escuelas rurales

Promoviendo el oficio del campo, Pedro Cantori, un contratista de Olavarría, capacita a jóvenes en prevención de accidentes hasta manejo y mantenimiento del tractor.

En el campo, subirse al tractor es una tarea diaria. Se giran las llaves, se pone en marcha la máquina y se sale a trabajar. Pero la mayoría no sabe realmente lo que sucede dentro del motor. El desglosar el funcionamiento, entender cómo funciona el tractor no es meramente cuestión de curiosidad, sino de seguridad para prevenir accidentes laborales.

Pedro Cantori es contratista rural, pero su vocación es educar. Luego de haber trabajado en una empresa de infraestructura, en la cual se especializó en operación y mantenimiento de equipos de perforación dirigida, decidió volcar todo ese conocimiento en enseñar a jóvenes a manejar tractores, teniendo en cuenta la seguridad, el mantenimiento, y la prevención de riesgos de trabajo.

La mayoría de los alumnos que asisten a los cursos son estudiantes de escuelas secundarias rurales, hijos de productores, que se acercan al Centro de Educación Agraria N° 7 del partido de Olavarría, a aprender “algo más” que lo que ofrece la educación formal.

“Los alumnos que llegan al curso se plantean inquietudes sobre algún tema en particular relacionado a tractores. A partir de eso empezamos a armar proyectos y trabajos para todo el año. Pueden surgir preguntas desde cómo funciona la caja de cambios, cómo es una relación de marcha, cómo se frena, o por qué los pedales de freno en un tractor se vinculan, o por qué hay dos, etc. Pero siempre, lo que más llama la atención es el funcionamiento de un motor”, comenzó explicando Pedro Cantori.

Consultado acerca de si advierte una falla en las escuelas rurales en cuanto a la currícula, el capacitador sostiene que “Si bien lo nuestro es muy puntual, salvo las escuelas técnicas o de formación profesional, no se habla mucho de estos temas. Veo que hay mucho desconocimiento y no está dentro de los planes de estudio de una escuela secundaria".

NOTAS RELACIONADAS:

Vio una oportunidad donde otros vieron basura

Modelo jujeño: producen alimentos con residuos agrícolas y energía solar

"También noto que muchas veces el alumno que se acerca a los cursos con edad avanzada te dicen “para qué voy a aprender esto si ya lo sé” y después realmente ves que hay conocimiento que se ha transmitido de padre a hijo, de abuelo a nieto, pero es muy básico”, agregó.

Intergeneracional

La propuesta del curso es abierta para todos, aunque solo se entregan certificados a mayores de 16 años. “No quiere decir que no hayamos tenido alumnos de 12 o 13 años. Si vamos a una escuela rural a llevar estas charlas no podemos dejar afuera a chicos de 1° y 2° año”, explicó el contratista.

“Lo bueno de esto es que en un mismo curso tenés adolescentes trabajando a la par con un productor de 70 u 80 años.Trabajamos con un grupo heterogéneo. A veces es difícil mantener la atención y por eso trato de poner alguna parte práctica dentro de la clase. Es fantástico ver cómo una persona de 65 años de golpe se pone a desarmar una bomba hidráulica con un chico de 12 años, cómo interactúan y le buscan la vuelta para resolverlo juntos”, contó Cantori.

Desaprender para aprender

El capacitador resaltó que en el campo es importante cambiar el paradigma del ´yo ya lo sé´ por el de ´lo voy a aprender´: “Hay cosas que están sobreentendidas pero después no se hacen. Hay muchos accidentes en el campo que cuestan vidas por ser confiados, por creer que se las saben todas y son situaciones que, con un poco de educación, de precaución, se podrían evitar”.

“Nosotros dejamos la semillita en los chicos para cuando vean que los padres hacen cosas que no están bien, los corrijan”, agregó.

“Historia médica” del tractor

En la industria, ante cualquier incidente se hace un reporte, se frenan las actividades, y se registran para evitar accidentes futuros. Lo mismo debería suceder en el trabajo diario del campo.

“Si te patinás tres veces en la escalera subiendo al tractor, y te golpeás la rodilla o canilla, seguramente a la décimo segunda vez te vas a quebrar. Lo que vos adquiriste con todos esos resbalones son incidentes y lo que hay que hacer es corregir por qué sucede eso, porque el escalón está muy liso o tiene alguna rotura, así se evite el accidente más grave”, explicó el contratista.

Con respecto a las recomendaciones a la hora de manejar tractores, Cantori sostiene que “primero es importante conocer lo que vamos a manejar. Tenemos que conocer la maquinaria para saber qué problemas pueden surgir o qué accidentes pueden causar”.

“En lo que que refiere a prevención de accidentes una cosa que para mi es fundamental corregir los desperfectos de la máquina antes de subirse” y para eso enfatizó en la importancia de construir la “historia médica” del tractor.

“Pasa muchas veces que los equipos, las herramientas, van pasando de empleado en empleado y siempre trato de hacer hincapié en que cada maquinaria que haya en el campo tenga una ´historia médica´. Así como nos hacemos análisis y tenemos nuestro registro de salud, así deberíamos tener una planilla del historial de la maquinaria: cuándo se cambió el aceite, cuándo se cambiaron los filtros”, explicó el capacitador.

“Cuando uno tiene un tractor 0 km, generalmente se está encima de ese tractor o son las mismas agencias que le hacen mantenimiento, pero a veces hay tractores de 40, 50 y más años. La historia de ese tractor la tenemos que tener registrada nosotros”, agregó.

Fuente: Sofía Espejo / Agrofy News