Edición Nº: | | Dolar: 58,99 / 62,99

La Bolsa rebotó y obtuvo una ganancia mayor a 20 por ciento

Las acciones de las empresas líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio terminaron la rueda del lunes con un alza de 10,22 por ciento y un Merval situado en las 30.344,56 unidades, después del "lunes negro" en el que registró una caída del 37,93%.

La plaza bursátil local se benefició de un rebote técnico principalmente de aquellos ADRs de bancos y energéticas que ayer se habían derrumbado más de un 50% en dólares.

Al concluir la jornada el S&P BYMA Índice General se ubicó en los 1.320.000,39 puntos, con un alza del 9,67%.

El volumen de negocios operados en acciones totalizó 2.785,1 millones de pesos (48 millones de dólares), con un resultado de 94 subas, 14 descensos y cinco títulos sin cambios en su cotización.

El rebote técnico del Merval tras el histórico derrumbe de este lunes se evidenció en alzas mayores al promedio del panel líder en acciones como las de Aluar (+18,97%), BBVA Banco Francés (+18,37%), Telecom Argentina (+17,76%), Banco Macro (+16,79%) y Mirgor (+15,90%).

A contramano de las acciones, los títulos públicos argentinos ahondaron su baja, con pérdidas en promedio del 5%.

Imparable, el riesgo país subía este martes otras 276 unidades y llegaba a los a 1.744 puntos básicos, el nivel más alto de los últimos diez años.

Las principales caídas en los bonos las registraron el Argentina 2027 (-15%); el bono centenerio (-10,9%); el Discount bajo ley argentina (-8,7%); el Bonar 2024 (-8,6%); y el Bonar 2020 (-7,88%).

A su vez, Wall Street concluyó con ganancias en sus tres indicadores y un optimismo renovado hacia las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, después de que el Gobierno de Donald Trump anunciara que retrasará parte del alza arancelaria a productos chinos que planeaba para septiembre.

Al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales subió un 1,44% o 372,54 puntos, hasta 26.279,91, aunque llegó a sumar más de 500 puntos.

El S&P 500 avanzó un 1,48%, o 42,57 puntos, hasta los 2.926,32, en tanto que el índice Nasdaq, donde cotizan los principales grupos tecnológicos, ganó un 1,95% o 152,95 unidades, hasta 8.016,36, impulsado especialmente por Apple.

El parqué neoyorquino recuperó parte de las pérdidas de ayer gracias al retraso anunciado hasta el 15 de diciembre del incremento de aranceles del 10% a ciertos artículos importados de China, como teléfonos celulares, computadoras portátiles, consolas de videojuegos o calzado.

Por sectores, el mayor progreso fue para el tecnológico (2,47%), el de los bienes no esenciales (1,67%) y el de las comunicaciones (1,50%), mientras que el menor repunte fue para las empresas de servicios públicos (0,04%).

Entre las 30 firmas cotizadas del Dow Jones de Industriales, destacaron los avances de Apple (4,23%), Intel (2,72 %), UnitedHealth (2,50%), Cisco (2,29%), Walmart (2,20%) y Microsoft (2,07%).

Varias firmas no variaron en su cotización, mientras que las únicas en rojo fueron Pfizer (-0,57%) y Boeing (-0,02%).

No obstante, el mercado sigue pendiente de los rentabilidad de los bonos del Tesoro a 10 años (1,69%), que ayer cayeron a nuevos mínimos y que hoy se situaban cerca de los rendimientos de los títulos a 2 años (1,665%), lo que hace temer una nueva inversión de esa curva, en la que muchos analistas ven un augurio de recesión.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este martes un 4% y se situó en 57,10 dólares, impulsado por el anuncio del retraso en el alza arancelaria que Estados Unidos planeaba imponer a una serie de productos chinos el 1 de septiembre.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en septiembre sumaron 2,17 dólares respecto al cierre de la jornada previa, su precio más alto de las últimas dos semanas.

Los mercados en Estados Unidos han recibido con optimismo este progreso en la negociación comercial entre las dos mayores economías del mundo, que retrasa al 15 de diciembre una subida de aranceles del 10% que Washington iba a aplicar a artículos del gigante asiático como teléfonos celulares, ordenadores portátiles, consolas o calzado.

Finalmente, la bolsa de Sao Paulo se recuperó este martes y avanzó un 1,36% al cierre de la jornada, con su índice Ibovespa, referencia del parqué, subiendo hasta los 103.299 puntos, impulsado por los grandes valores y el sector de las papeleras.

Igualmente colaboró para el buen humor en la plaza brasileña la tregua en la tensión comercial entre China y Estados Unidos, gracias al anuncio de que el Gobierno de Donald Trump decidió aplazar parte de los aranceles a las importaciones chinas previstas para septiembre hasta mediados de diciembre.

Tras la noticia, Wall Street cerró con ganancias en sus tres indicadores y con su optimismo renovado, entusiasmo que fue acompañado en Sao Paulo.

Las acciones preferenciales de la petrolera Petrobras y los ordinarios del gigante minero Vale fueron los más negociados de la jornada en la plaza paulista y cerraron el día con una suba de un 0,55% y 2,97%, respectivamente.

Los títulos ordinarios de la papelera Suzano y los de mismo tipo de la concesionaria Eco Rodovias encabezaron, respectivamente, las mayores ganancias de la sesión, con una apreciación del 5,87% y 4,04%.

También terminaron el día en verde los papeles ordinarios de los almacenes Magazine Luiza, que avanzaron el 3,93%, y los unitarios de la papelera Klabin, que escalaron el 3,30%.

En la otra cara de la moneda, la constructora MRV lideró las mayores pérdidas de este martes con una caída de un 3,84% en sus acciones ordinarias.

Por detrás de la constructora, los títulos que más perdieron valor en el corro paulista fueron los ordinarios del cárnico JBS (-3,55%), los ordinarios de la compañía de seguros médicos Qualicorp (-3,16%) y los similares del gigante de alimentación Marfrig (-2,23%).

El USD/BRL retrocedió un 0,51%, para situarse en 3,9650, mientras que el EUR/BRL, por su parte, recortaba un 0,82% hasta 4,4295. El índice dólar subió un 0,50%, hasta 97,685.