Edición Nº: | | Dolar: 53,12 / 58,12

Puntos principales de la cuarta categoría de "Ganancias"

El impuesto a las Ganancias para la Cuarta Categoría alcanza a trabajadores en relación de dependencia o en forma independiente que superan un determinado monto de ingresos, un tributo que la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, pidió que se suba el mínimo no imponible.

En el personal en relación de dependencia el empleador actúa como agente de retención y responsable del depósito del impuesto, que tiene la obligación de retener, depositar al fisco, exponer la documentación ante requerimientos de la AFIP y confeccionar el formulario F 649 al finalizar el año fiscal o la relación laboral.

Por su parte, el empleado debe presentar al empleador el formulario 572 con el detalle de las cargas de familia, y los conceptos a deducir a los fines de determinación del impuesto.

En 2019 los empleados empiezan a tributar Ganancias a partir de un sueldo neto anual de $497.924,13, y el sueldo mensual promedio es de $38.301,86.

En tanto, los autónomos pagarán el impuesto desde un ingreso neto de gastos de $16.729,48 por mes, y la ganancia no imponible subió este año a $85.848,99 anuales.

La deducción especial para asalariados en relación de dependencia aumentó este año a $412.075,14, en tanto que la deducción especial para autónomos se incrementó a $171.697,97.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Carrió pidió una moratoria para las PYMES
  2. La recaudación subió más de 53% en julio

Por su parte, la deducción especial nuevos profesionales y emprendedores es 2,5 veces la ganancia mínima no imponible, y para 2019 subió a $214.622,47.

Las cargas de familia para 2019 son cónyuge, que aumentó a $80.033,97 para 2019, y sólo se puede deducir al marido o la esposa si se está casado/a y si no tienen ingresos mayores a $85.848,99 anuales.

Sólo se pueden computar los hijos hasta 17 años cumplidos (incluye el mes que cumplan 18), y el monto por cada uno subió en 2019 a $40.361,43 anual.

Se pueden deducir remuneraciones y contribuciones obligatorias de empleados de casas particulares hasta el equivalente a la ganancia no imponible, y para 2019 el tope es de $85.848,99 al año.

Respecto de los alquileres, se puede descontar el 40% del monto pagado por la casa donde vive quien paga el impuesto, siempre que no tenga inmuebles a su nombre ni tribute Bienes Personales, y el máximo a deducir es de $85.848,99 en 2019.

En cuanto a intereses de créditos hipotecarios se puede deducir hasta $20.000 al año, siempre que sea de vivienda única, y en cuanto a seguros de vida (titular y familiares a cargo), en 2019 se actualizó el monto anual a $12.000.

En la reforma tributaria de diciembre de 2017 se incluyeron los seguros de retiro pero recién se pueden deducir desde este año, con un tope anual de $12.000, al igual que el seguro de vida.

Fuente: Telam