Edición Nº: | | Dolar: 53,12 / 58,12

Consejos para encarar un emprendimiento PYME

Un proyecto personal llega de la mano de una idea. Se imagina un producto o servicio a ofrecer y, luego, se trabaja en cómo llevarlo de la concepción a la acción.

Pero ¿dónde poner foco para hacerlo con éxito?, se pregunta Karina Salazar en una nota para cronista.com.

Si bien, hoy día, nos topamos con "gurús" que intentan atrapar al emprendedor en las redes sociales y aseguran que tienen la fórmula mágica del éxito, Sol Verdier, de Chicas Pymes, pone el énfasis en que: "El único factor que se repite es el del esfuerzo y la constancia. Emprender no es fácil y la vida de quién decide llevar adelante un proyecto se convierte en una montaña rusa. Si queremos vivir de nuestras pasiones, vamos a tener que esforzarnos el doble. Cuesta más, pero el resultado vale la pena".

Una idea surge en la mente de una persona como respuesta a un problema, una incomodidad, un inconformismo o una inquietud. Las ideas que se convierten en millonarias, tienen tres componentes: cuando se siente una inmensa pasión por esa solución, que incluso en los momentos más difíciles te hace seguir adelante; la idea que soluciona un problema específico, real y que millones de personas necesitan resolver; cuando se tiene el talento necesario para desarrollar esa idea.

"Un emprendedor, típicamente, empieza a desarrollar su idea con muy poco capital, todo su tiempo disponible y su talento. Si ese tiempo lo divide en varias ideas, está dispersando su escaso capital, incluyendo su tiempo y su talento. Personalmente, soy súper creativa y curiosa, además de una ferviente aprendiz. Esto me lleva a tener miles de ideas (las llamo pop-corn de ideas), pero tuve que aprender a frenarme", afirma Mariana Ferrari, experta en Marketing, Innovación y Liderazgo Personal.

Desde el minuto uno se debe contar con una estrategia, un plan de acción que nos organice los pasos a seguir. El plan de acción es nuestra guía, lo que no significa que si algo no sale como uno esperaba todo falla. Hay que aprender de las equivocaciones porque son inevitables, independientemente del tamaño de nuestra empresa.

Otra cosa que no puede faltar es un valor agregado en nuestro producto o servicio, un punto que conecta con el consumidor y haga que nos elija sobre nuestra competencia.

El primer paso

Para diseñar la estrategia, es necesario imaginar al consumidor: cómo es, qué gustos tiene, si tiene hobbies, que intereses lo mueven, etc. El recorrido empieza con el primer paso que es animarse y creer en la idea.

"Luego de haber elegido el nombre, logo y productos o servicios que vamos a comercializar, lo más importante es la parte legal: registrar la marca, así como la web y las redes sociales. Tener todo legalizado nos da un marco de trabajo más seguro. Trabajar con un abogado y un contador que nos asesoren para no cometer ningún error desde ese lado, es fundamental. Otro punto importante son los presupuestos: si conocemos cuánto me sale fabricar el producto y cuántas horas me lleva hacer ese trabajo, podemos ponerle un costo", destaca Betsabé Saúl, creadora de la comunidad de mujeres "Seguí la moda" y directora de Chilibi, una consultora de marketing y comunicación.

Errores a evitar

Muchos dirán que lo que no puede faltar a la hora de emprender es pasión. Verdier, por su parte, asegura que hace falta perseverancia. "Te vas a equivocar muchas veces y te vas a replantear todo. Es prueba y error constante hasta que encontramos nuestro camino", dice.

"Uno de los errores que más se cometen es creer que se puede solo", afirma, por su parte, Saúl. "Una vez que se empieza a tomar vuelo, necesitamos contar con una persona para delegar trabajo, ya que cuando nos alivianamos empezamos a tener tiempo para crear nuevas ideas y ampliar nuestro negocio", completa.

Si bien los errores son inevitables, lo importante es poder reponerse a tiempo. Puede ser un producto que creíamos que iba a funcionar y no se vende o un servicio que imaginamos sería un punto fundamental en nuestra cartera de propuestas, pero que nadie quiere contratar.

"Justamente, para poder anticiparse a situaciones en las que podríamos fallar, es importante tener un plan de acción y actualizarlo constantemente. Además, hay que planificar bien qué vamos a hacer y cuando, no dejar cosas para último momento y si algo falla, revisar nuestro plan operativo y hacer los ajustes necesarios", detalla Saúl.

Estrategia para comunicar

A la hora de comunicar nuestro proyecto, es importante tener cuidado de no abusar de las redes sociales. Antes de publicar nuestras ideas, hay que armar la estrategia de comunicación, contar con material de calidad e información relevante para el cliente, enfocando todas nuestras acciones como marca. No es necesario contratar alguien full time, puede ser una consultora o especializarnos nosotros mismos como emprendedores.

Nuevamente, la estrategia y el plan de acción van a ser el mapa de ruta para poder comunicar nuestro emprendimiento de forma eficiente. Con el tiempo vamos a encontrar nuestra voz como marca y ella será la que nos va a conectar con nuestros clientes.

NOTAS RELACIONADAS:

Líderes enfrentan otro año de crisis con escasez de recursos

Emprender/Frustrarse, by un millennial

Respecto de la competencia, Verdier aconseja buscar ser diferentes y reinventarse todo el tiempo; buscar aliados en la competencia, no rivales.

"Hay que hacer foco en el valor agregado, en nuestro diferencial. La comunicación tiene que ser sincera: cuando dejamos de escribir lo que los demás esperan leer y empezamos a compartir lo que realmente somos, es cuando la cosa cambia", concluye.

¿CÓMO DESTACARSE?

Lo que no puede faltar es disciplina y persistencia; impecable ejecución; marketing, marketing, marketing y creer en uno.

"Dependiendo del tipo de negocio, será la estrategia de marketing que tendrás que seguir. Lo mejor que se puede hacer, antes de empezar a desarrollar cualquier idea, es un programa de marketing no tradicional: o sea, no en una universidad donde aprenderás de profesores que saben de teoría y pocas veces de práctica, sino de gente que hizo el camino que uno quiere hacer y que ahora se dedica a enseñarlo", dice Mariana Ferrari, presidente de Mariana Ferrari INC, consultora de Estrategias de Marketing dirigidas al mercado hispano en los Estados Unidos.

"SI QUEREMOS VIVIR DE NUESTRAS PASIONES, VAMOS A TENER QUE ESFORZARNOS EL DOBLE. CUESTA MÁS, PERO EL RESULTADO VALE LA PENA".