jueves 20 de junio de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Actualidad sectorial

El cepo a las importaciones pone en jaque a la industria electrónica argentina

José Tamborenea, presidente de CADIEEL, hizo un repaso por el presente de una industria que trabaja, pero no crece por problemas con los pagos de las licitaciones públicas, con la redeterminación de precios y las restricciones a las importaciones
Somos Pymes | Sergio Lanzafame
Por Sergio Lanzafame 29 de junio de 2023 - 10:28

José Tamborenea, presidente de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas ( CADIEEL), destacó el crecimiento que tiene la industria, pero que pierde numerosas oportunidades por la restricción del acceso a los dólares para importar insumos, en un sector altamemte sensible a las importaciones.

"Tenemos cuatro sectores que tienen distintas particularidades y que son afectados por el tema de insumos a la importación de distintas formas", cuenta Tamborenea.

Uno de los insumos clave es el cobre que viene todo de afuera y otro para todo el sector electrónico, la importación de componentes e insumos como la pasta de estaño para soldar. "Hay empresas que debieron reconfigurar las máquinas porque estaba faltando pasta de estaño para la soldadura electrónica", alerta.

38c89f9eb1f7dce22c773a653a5c98c0_XL.jpg
Buscan reactivar la industria electrónica en Tierra del Fuego
Buscan reactivar la industria electrónica en Tierra del Fuego

Otro tema complejo, señala el empresario, fue lo que pasó con el sector de computadoras.

"Primero se atrasó todo el convenio y la licitación de Conectar Igualdad. Los industriales habían hecho inversiones importantes, habían tomado personal y todo tuvo un costo muy alto. Ahora se resolvió y está encaminándose con el tema de los yuanes. Venimos trabajando con el Subsecretario de Comercio sobre el tema y ahora, en general, estamos con un 85% de aprobación de SIRAS, un nivel bastante bueno teniendo en cuenta el contexto".

Pero, remarca, "el tema es que las aprobaciones de las SIRAS se demoran entre 60 y 90 días, entonces se complica porque ya todos pasamos a esta altura a trabajar con un stock muy finito. Entendemos que las divisa no están, que faltan los dólares, pero cuando los insumos te llegan a destiempo y tenés un producto que no logra ensamblarse a tiempo, entonces peligra el trabajo".

Y señala que, " aunque no paramos las plantas y la mayoría no tenemos problemas graves, dejás de hacer una cosa y te pones a hacer otra. Todo se vuelve muy improductivo. Se suman costos de reprocesos, de parar y arrancar y no lo podés traducir a precio".

Licitaciones públicas en la mira

Otro tema clave del sector son las licitaciones públicas. El presidente de la Cámara advierte que se viene el tiempo electoral y es momento en que se concentra una alta demanda en lo que es alumbrado público.

Pero, señala. "nos encontramos con meses de demora en los pagos que tienen un impacto en el valor de reposición de la mercadería".

Además, remarca, "Veníamos del 4,5% de inflación cuando licitamos y así salieron las licitaciones que se planifican con seis meses de anticipación y se ejecutan a lo mejor en 90 a 120 días. Pero cuando llevás los costos a la actualidad y tenés un arrastre de dos puntos y medio, tres puntos por arriba porque saltaste el 4,5% al 6, al 7 o al 9% de inflación, se suma una pérdida del 12%".

6f3707260b5eb535e1ad134560a2a5b5_XL.jpg
La industria electrónica creció un 0,3% en el primer bimestre
La industria electrónica creció un 0,3% en el primer bimestre

Al respecto cuenta su caso en el que una licitación que se abría en enero y se tenía que entregar en marzo, recién se adjudicó el 25 de abril. "Mi previsión era de un dólar oficial a 236 y ahora estoy en 260 y recién voy a cobrar, con suerte, a 45 - 50 días. Entonces dijo que trabajé gratis para el Estado".

Y se queja de que "el Estado tiene mi luminaria, los intendentes cumplieron, el ministerio la entregó, pero a la empresa no le fue bien. Esa es la realidad de hoy, lamentablemente".

El empresario reclama, al respecto, mayor agilidad y transparencia para que todos puedan salir ganando.

Aún así, el sector sigue en marcha. "La demanda es alta, ese no es el problema. El tema es que cuando cerrás el ciclo de cash to cash, no te sirvió lo que trabajaste. Si no existiera esta inflación y hubiera estabilidad en el tipo de cambio para cotizar, o nos dejaran cotizar en dólares, o nos permitieran una readecuación de precio o no me patearan 60 días todas las cosas, se podría trabajar bien".

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar