domingo 25 de febrero de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Opinión

Pymes exportadoras en Argentina: entre la crisis y la oportunidad

Las pymes exportadoras se concentran principalmente en los sectores de alimentos, bebidas, químicos, plásticos, textiles, metalmecánica y software.
Somos Pymes | Lionel Paredes
Por Lionel Paredes 14 de noviembre de 2023 - 16:11

Las pymes exportadoras en Argentina enfrentan un escenario complejo y desafiante, marcado por la crisis económica, la inflación, el cepo cambiario y la incertidumbre política.

Sin embargo, algunas de ellas logran sobresalir y competir exitosamente en los mercados internacionales, ofreciendo productos y servicios de calidad y valor agregado.

Según un informe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), en 2020 hubo unas 9.066 empresas exportadoras de bienes en el país, un 7,9% menos que en 2019.

De ellas, solo el 10,4% fueron grandes empresas, mientras que el resto fueron pymes.

Las exportaciones totales de bienes sumaron US$ 54.612 millones, un 15,7% menos que en 20191.

Las pymes exportadoras se concentran principalmente en los sectores de alimentos, bebidas, químicos, plásticos, textiles, metalmecánica y software.

Algunos ejemplos de empresas exitosas en el exterior son: Satelogic, una empresa de creadora de satélites que cotiza en el Nasdaq; Globant, una empresa de servicios de software que trabaja con clientes como Google, Disney y Coca-Cola, entre otras.

Para impulsar las exportaciones de las pymes, el gobierno anunció en noviembre de 2023 la eliminación de los impuestos internos para aquellas que incrementen sus ventas al exterior respecto de 2023.

El ministro de Economía, Sergio Massa, ha dicho que esta medida busca promover la competitividad, la generación de empleo y la diversificación de la matriz productiva.

Sin embargo, las pymes exportadoras también enfrentan una serie de obstáculos y desafíos que limitan su potencial.

Entre ellos se encuentran: la alta presión tributaria, la falta de financiamiento, la escasez de divisas, las restricciones para importar insumos, la volatilidad cambiaria, la inflación, la caída del consumo interno, la competencia desleal, las barreras arancelarias y no arancelarias, y la falta de infraestructura y logística.

El panorama económico de Argentina es sombrío y no se espera una mejora sustancial en el corto plazo. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se prevé que el PIB se contraiga un 1,6% en 2023 y posteriormente se recupere un 1,1% en 2024.

El mercado laboral ha mejorado, pero se espera que la próxima recesión traiga consigo una caída del empleo.

La inflación continúa su sendero ascendente, y a Noviembre, ya supera el 120% anual. El riesgo país, que mide la confianza de los inversores, se ubica en el mes de Noviembre a los 2.400 puntos, el nivel más alto desde el canje de bonos de 2020.

Argentina logró reestructurar su deuda privada en 2020 y alcanzó un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por un nuevo programa de facilidades extendidas en 2022, que le permite refinanciar sus vencimientos con el organismo y fortalecer sus reservas en el corto plazo.

Sin embargo, el gobierno aún debe enfrentar el desafío de lograr una consolidación fiscal gradual, reducir el financiamiento monetario del déficit, controlar la inflación, recuperar la credibilidad y el acceso a los mercados, y reactivar el crecimiento económico.

En este contexto, las pymes exportadoras tienen un rol clave para generar divisas, empleo, innovación y desarrollo. Para ello, necesitan contar con políticas públicas que las apoyen, las incentiven y las faciliten, así como con una mayor integración regional y global que les permita aprovechar las oportunidades que ofrece el comercio internacional.

Algunos datos interesantes de las exportaciones de las pymes

En 2020, hubo unas 9.066 empresas exportadoras de bienes en el país, un 7,9% menos que en 2019. De ellas, solo el 10,4% fueron grandes empresas, mientras que el resto fueron pymes.

En 2021, las exportaciones de las mipymes alcanzaron los US$10.800 millones, el máximo nivel en 6 años y un incremento interanual del 15% y del 2,6% respecto a 2019.

El año pasado, 7.577 mipymes vendieron sus productos al exterior, superando las 7.240 que habían exportado en 2020.

La meta del gobierno es pasar de 9.500 empresas exportadoras a 40.000 en 2030.

Actualmente, las pymes exportadoras generan 1.4 millones de puestos de trabajo, cerca del 20% del empleo formal y hasta 3 veces más que las que no exportan. Tienen salarios 20% más altos.

Entre 2013 y 2022, ningún sector de las pymes aumentó su participación con relación a las grandes.

El que menos perdió fue Alimentos, bebidas y tabaco y el que más perdió, Textiles y vestimenta

El escenario post elecciones presidenciales dependerá en gran medida de las políticas públicas que se implementen para apoyar al sector, así como de las condiciones del mercado internacional. Algunas de las medidas que se han propuesto o anunciado son:

La eliminación de los impuestos internos para las pymes que incrementen sus ventas al exterior respecto de 2023

La creación de nuevas herramientas de financiamiento para las pymes exportadoras, como el Fondo de Garantía para la Promoción de las Exportaciones (FOGARPEX), el Fondo de Capitalización e Inversión para el Desarrollo Exportador (FOCADEX) y el Programa de Asistencia Financiera para la Internacionalización de las Pymes (PAFIP)

La implementación de una estrategia nacional exportadora al máximo nivel ejecutivo sostenida en el tiempo y con parámetros objetivos de medición de avance.

La promoción de la integración regional y global de las pymes exportadoras, mediante la participación en acuerdos comerciales, la facilitación del comercio, la cooperación técnica y la asistencia para el cumplimiento de normas y certificaciones.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar