viernes 12 de julio de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Burocracia estatal

¿Cuál es la "Jaula de Hierro" de la PyME en Argentina?

El peso de los trámites que debe hacer cada firma del sector para comenzar a funcionar, producir y comercializar.

Somos Pymes | Damián Di Pace
Por Damián Di Pace 4 de julio de 2024 - 11:58

Sorteada la Ley Bases, el Gobierno anunció la incorporación de un Ministerio que podría llamarse de “Desregulación”.

Tendrá como encargo la tarea de implementación de los detalles de “Ley Bases”, tales como el proceso de privatización y mejora de la eficiencia de las empresas públicas.

A su vez, la puesta en ejecución del DNU que incluye política de cielos abiertos, digitalización de trámites, registro automotor, entre otros. El punto de partida es muy complejo.

La “Jaula de Hierro” de la PyME

De acuerdo al Índice de Burocracia en América Latina (IB-LAT), el cual describe la cantidad de trámites que debe formalizar una PyME para comenzar a funcionar y producir o comercializar en nuestro país, se observa que un emprendedor potencialmente se agota antes de arrancar.

En Argentina, una PyME debe dedicar en promedio 2765 horas en cumplir con los trámites de apertura, lo que equivale a 15 días corridos o casi 4 meses en formalizar su empresa.

Un verdadero obstáculo, barrera y desaliento hacia el emprendedor.

image.png

Fuente: Florida International University - Atlas Network

En algún momento de la curva de vida del ciclo emprendedor luego del desgaste de apertura inicial la Pyme comenzará a producir o comercializar y tributar localmente.

En nuestro país hay 148 diferentes tipos de impuestos distribuidos entre nacionales, provinciales y municipales, de acuerdo al Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

En 2023, se sumaron 4 impuestos nacionales y se redujo 1 tributo provincial y 20 municipales.

Dentro de los destacados se encuentran la "Tasa de seguridad de la aviación" vigente a partir de enero de 2023. A nivel provincial se detectó la eliminación del "Fondo social de reactivación productiva".

Mientras nuestra economía no crece en términos reales somos grandes productores de impuestos y burocracia.

El motor del auto de la economía tiene un arrastre acumulado de un sinfín de problemas y le ponemos cada vez más trabas en el camino.

De la recaudación de IVA, Ganancias de personas humanas y de sociedades, Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social, el impuesto provincial a los Ingresos Brutos, Derechos de exportación y el impuesto a débitos y créditos bancarios se obtiene el 83% de la recaudación tributaria de en Argentina.

Si a los 6 tributos mencionados se le agregan el impuesto sobre los Combustibles, los Derechos de Importación, impuestos internos coparticipados y la Tasa de Seguridad e Higiene Municipal (TISH) se tiene que el 91% de la recaudación consolidada argentina se concentra en 10 tributos, 8 de los cuales son nacionales, uno provincial y uno municipal.

En 2024 ha aparecido en el ranking de mayor crecimiento en su nivel de recaudación una nueva estrella: el Impuesto PAÍS.

Este tributo se ha extendido a la importación, al giro de utilidades y dividendos, a los que suscribieron los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL), entre otros.

Las trabas del ecosistema productivo en Argentina

Una vez que una PME está produciendo o comercializando en Argentina tendrá que procesar, administrar y pagar esos impuestos más burocracia anexa a esta carga silenciosa pero con un costo en la competitividad y productividad de la empresa enorme.

De acuerdo al Índice de Burocracia en América Latina (IBLAT), elaborado por el Centro Latinoamericano de Atlas Network, Argentina es el país con mayor burocracia de América Latina junto a Venezuela.

Una PyME requiere en promedio 900 horas al año para cumplimentar con todos los trámites burocráticos, 5 veces más que en Brasil –el país mejor posicionado- y el doble que en Uruguay.

El índice, releva los trámites que debe realizar una empresa representativa de cada sector en las siguientes tres áreas: Administración del Empleo, Administración de Operación y Otros.

Para el caso de una industria PyME en Argentina, la tarea será más ardua aún por que debe dedicar unas 1365 hora a la máquina de producir burocracia.

Es decir unos 56 días completos dedicado a actividades que no mejoraran la cantidad, la calidad, el precio de los bienes que ofrece en el mercado.

El atentado a la inversión, a la acumulación de capital, la producción y crecimiento económico de la PyME ha tenido como resultado colateral el incremento del gasto público del Estado Nacional en relación a esa cantidad de impuestos, presión tributaria y regulaciones que hay que administrar a lo largo de todo el proceso administrativo de la producción o comercialización en nuestro país.

La máquina de producir burocracia atenta contra la máquina de producir riqueza, empleo y mejorar calidad de ingreso y vida para la población.

El costo del tiempo perdido

El Leviatán del Estado quema la semilla de la producción antes que se intente levantar la cosecha.

La implementación de la Ley Bases y DNU tampoco será un camino sobre rieles.

Para muestra vale un botón. El proyecto llevó 6 meses de demora en el debate.

Imaginen lo que espera para su implementación en estructuras atadas a esa burocracia hace décadas. Atornilladas a beneficios incrementales.

Las PyMEs de la burocracia política no serán un fácil escollo a superar.

En Argentina hay 69000 regulaciones que atraviesan toda su actividad económica. Detrás de cada regulación hay una estructura anquilosada que se ve beneficiada económicamente de ese paso burocrático.

¿Por qué debería dar un paso al costado tan rápidamente? La resistencia estará a la orden del día.

De acuerdo a un informe elaborado por la la Fundación Libertad y Progreso, si Argentina implementa las reformas subiría alrededor de 90 puestos en el Índice de Libertad Económica que elabora anualmente la Fundación Heritage, pasando de estar en el puesto 144º a ubicarse entre los puestos 50° y 55°, sobre un total 176 países evaluados.

La calificación del país mejoraría de 51,0 puntos, que lo ubica entre el 20% de los países menos libres del mundo, a estar en el orden de los 65,0 puntos, que lo ubicaría entre el 40% de los más libres.

El sociólogo Max Weber utilizaba el concepto de la “Jaula de hierro” de la burocracia que se refiere al aumento de la racionalización de la vida social, sobre todo en las sociedades capitalistas occidentales.

En referencia a esto expresaba: “Las jerarquías burocráticas pueden controlar los recursos en busca de sus propios intereses personales, lo que afecta enormemente la vida de la sociedad y la sociedad no tiene control sobre esto.

También afecta el orden político de la sociedad y los gobiernos porque las burocracias se construyeron para regular estas organizaciones, pero la corrupción sigue siendo un problema.

El objetivo de la burocracia tiene un objetivo decidido que puede arruinar el orden social… Las burocracias políticas se establecen para proteger nuestras libertades civiles, pero las violan con sus imponentes normas”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar