Edición Nº: | | Dolar: 145,01 153,01

Transportistas que siguen las complicaciones para el abastecimiento de combustible

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) alertó que tras el pico de la crisis de abastecimiento de gasoil que se registró en junio, el acceso a ese bien no se normalizó ni en volúmenes ni en precios.

Durante aquel mes, el transporte de cargas registró el momento más crítico para cargar combustible, con la instrumentación de cupos, crecientes tiempos de espera y discrecionalidad en la fijación del precio con una marcada divergencia según la zona geográfica del país, reflejó la entidad.

Y aseguró que el abastecimiento de gasoil grado 2 (tipo de combustible que usa más del 80% de las empresas de transporte en la Argentina) sigue sin normalizarse, tanto en términos de volúmenes como de costos.

Reporte sectorial

Ese fue el resultado de una recorrida de 3.050 kilómetros que un equipo técnico de FADEEAC realizó en las rutas 34,16 y 11, un triángulo fundamental para la logística de la economía nacional y las exportaciones de la Argentina, formado por Rosario (Santa Fe), Rosario de la Frontera (Salta) y Resistencia (Chaco).

El objetivo principal del relevamiento fue constatar la disponibilidad de gasoil grado 2, insumo clave para el transporte de cargas, y su costo por litro (el combustible representa actualmente más del 50% de los costos operativos del sector de transporte y logística).

NOTAS RELACIONADAS:

  1. El déficit comercial quedó en US$ 300 millones por importaciones de combustible
  2. Las exportaciones de biodiésel se encaminan a un nuevo récord

A lo largo del recorrido (la zona incluye localidades como Rafaela, Sunchales, Pampa de los Guanacos, Pampa del Infierno y Reconquista, entre otras), se ubican estaciones de servicio de múltiples banderas -desde la nacional y operadores internacionales, hasta las denominadas "bandera blanca".

Los resultados

El valor del gasoil oscila entre $160 y $200 por litro y la disponibilidad es directamente proporcional al costo: a menor costo, menor disponibilidad.

De 64 estaciones relevadas a lo largo del recorrido, 36 no tenían combustible o presentaban cupos para cargar, en esos casos el precio por litro variaba entre $160 y $165; en las 28 estaciones que tenían disponibilidad de combustible, el precio por litro iba de $190 a $211.

La urgencia de traslado impacta de modo directo en los costos: el transportista debe elegir entre abonar $40 más por litro (en una carga promedio de 600 litros por camión, eso se traduce en un incremento final de $24.000) o esperar 24 horas para poder completar el repostaje (con el consiguiente impacto en el costo final por las horas perdidas en la espera del combustible más económico).

Las empresas del sector se ven obligadas a acomodar sus horarios de acuerdo con las estimaciones y disponibilidad de los estacioneros, que a su vez dependen de la cantidad de combustible que le entregan sus proveedores.

Consecuencias negativas

Durante el recorrido se comprobó que en muchos casos esa cifra no supera los 10.000 litros cada 24 horas, con lo cual sólo pueden abastecer diariamente a 17 unidades (un camión necesita entre 35 y 40 litros promedio para recorrer 100 kilómetros).

Ante este panorama, FADEEAC envió una nota a la Secretaría de Energía para "colaborar y participar constructivamente en el planteo de un conjunto de medidas destinadas a mejorar la competitividad del sector logístico y de transporte".

"La existencia de precios tan heterogéneos y de un abastecimiento impreciso mantiene al sector de transporte y logística en estado de alerta", advirtió el presidente de la Federación, Roberto Guarnieri.