Edición Nº: | | Dolar: 96,25/ 102,25

La cuarentena hizo que los empleadores sean más populares que los gobernantes

De acuerdo al Trust Barometer 2021 de Edelman, la categoría “mi empleador” fue durante la pandemia la relación más confiada en Argentina, con el 77%, seguida por ONGs con 59%, y las empresas, con 56%.

El descrédito que sufrieron muchos de los gobiernos de los países del mundo, incluida la Casa Rosada, el último año, hizo descender la confianza que le dispensan los ciudadanos, porción que fue trasladada a las empresas como alternativa institucional más creíble que la del sector público.

La encuesta se llevó a cabo entre el 19 de octubre y el 18 de noviembre del 2020 entre más de 33.000 personas de nivel ejecutivo y profesional en 28 países, y es parte de la Propiedad Intelectual de Edelman, firma global de comunicaciones.

En la 21° edición de la encuesta se midieron los niveles de confianza en el gobierno, las empresas, ONGs y medios de comunicación.

A nivel local, las empresas se convirtieron en la única institución que ganó espacio entre la gente respecto del año precedente, según se observa en la comparación anual (de 52% el año pasado al 56%), contra el gobierno que perdió 4 puntos, y bajó al 30%.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. La pandemia hizo que tres cuartas partes de los trabajadores esté conforme con su empleo
  2. Para ocho de cada diez personas es cada vez es más difícil conseguir empleo

El confinamiento determinó una reconversión acelerada del trabajo presencial en digital, lo cual puso distancia en el trato de empleadores y empleados, eliminando las posibilidades cotidianas de roces.

La proporción que inspiran los medios de comunicación se mantuvo en 42%, o sea que no se alteró la sensación de desconfianza que se les tiene.

Como contrapartida, de acuerdo con las respuestas, las empresas son la única institución considerada competente y ética.

A nivel mundial, la actual edición muestra que la mayor oportunidad de ganar confianza para las empresas radica en cuidar la calidad de la información, y en el caso de Argentina, el 59% de los encuestados está de acuerdo con que los CEOs deberían intervenir cuando el gobierno no soluciona los problemas sociales, en tanto que el 58% de ellos cree que los CEOs tendrían que liderar el cambio en lugar de esperar que el gobierno lo imponga.

Subraya el informe que el gobierno y los medios de comunicación, que son las fuentes habituales de información de calidad en una crisis, no han superado la prueba.

Durante la pandemia quedó al descubierto una pandemia de información, conocida como infodemia.

“La pandemia ha provocado una crisis de liderazgo que se extiende a todas las instituciones. Como empleadores, debemos garantizar a nuestros colaboradores la mejor información y apoyo y ser la voz líder en temas sociales y económicos. También tenemos la responsabilidad de trabajar en conjunto con el resto de las instituciones, para generar confianza a partir de acciones. La única forma de vencer la infodemia es ganándose la confianza, respaldada por acciones e información de calidad”, subrayó Allan McCrea Steele, presidente y CEO de Edelman Argentina.

La desconfianza es promovida y ha mermado la confianza en todas las fuentes de información, conduciéndola a mínimos históricos.

Las redes sociales (35%) y los medios propios (41%) resultaron los menos confiados y, por otro lado, los tradicionales (53%) han experimentado un retroceso de 8 puntos, la mayor caída de confianza en esa institución, identificó el estudio.