Edición Nº: | | Dolar: 77,85/ 83,85

20 tips para hacer negocios en Praga

Un principio fundamental en el mundo de los negocios checos es la puntualidad.

Los checos son muy formales y un comportamiento serio se considera una muestra de respeto. Esto puede crear la falsa impresión de que son fríos u hostiles.

Suelen tomarse las reuniones de negocios de manera reservada y, a menudo, impersonal.

Sin embargo, los métodos más abiertos como las comidas de negocios están ganando popularidad.

El liderazgo y la jerarquía siguen una estructura vertical. Los directivos checos mantienen su estatus y las distancias con sus subordinados.

El poder de decisión está centralizado y rara vez se cuestiona por aquellos que se encuentran en un rango inferior.

Si tiene intención de reunirse con contactos de negocios potenciales debe concertar una cita con bastante antelación mediante una carta formal o fax.

Cuando salude por primera vez a sus homólogos checos hágalo con un firme apretón de manos, mirando a los ojos y usando el saludo apropiado para la hora del día.

NOTAS RELACIONADAS:

Tips para hacer negocios con la Polinesia Francesa

18 tips para hacer negocios con USA

El uso de las formas de tratamiento es extremadamente importante, tanto en el lenguaje escrito como en el oral. Deberá dirigirse a sus homólogos checos mediante Sr., Sra., Dr. o Ing. (Ingeniero) hasta que se le inste a dejar de hacerlo.

El uso de los nombres de pila sin permiso puede considerarse ofensivo ya que están reservados para los amigos íntimos y la familia.

Forjar una buena relación es muy importante para la buena marcha de las negociaciones. Haga un esfuerzo para tratar de conocer personalmente a sus interlocutores.

Mantenga conversaciones con ellos y trate de saber un poco más sobre sus familias e intereses. Inicie siempre las reuniones con una charla informal y espere a que la otra parte dirija la conversación a los negocios. Los checos son muy reservados, no suelen saludar con una sonrisa y mantienen un trato formal con los recién conocidos.

Es una práctica muy común hacer regalos en Navidad, especialmente a los clientes importantes: obsequios con el logo de su empresa (calendarios, bolígrafos, mochilas, camisetas, vino de calidad).

Pero en cualquier otra fecha absténgase de hacer regalos a los cargos gubernamentales, ya que podría considerarse un intento de soborno. Los regalos suelen abrirse en el momento de recibirse.

Las fases preliminares de una negociación pueden ser lentas y detalladas, debido a la desconfianza natural de los checos hacia lo desconocido.

Sus colegas checos se mostrarán reticentes para salir del protocolo de los negocios o a mostrar signos de flexibilidad durante las negociaciones.
Establecer y consolidar la confianza es fundamental en la negociación, incluso hasta el momento de firmar el contrato.

Por ese motivo es muy raro cerrar un trato mediante un acuerdo verbal, ya que cualquier negociación posterior podría afectar su credibilidad empresarial. Puede que hagan falta varias visitas para tomar una decisión. Evite utilizar tácticas de presión.

Por lo general los checos ofrecen lo mismo que esperan obtener y no es frecuente que realicen contraofertas. No buscan la confrontación y abordan las negociaciones de manera indirecta. Si bajan la mirada y guardan silencio es porque se sienten incómodos con algo que usted haya dicho.

Los checos visten de manera formal con traje oscuro, corbata y a menudo chaleco. En ocasiones puede ser aceptable un blazer o una chaqueta deportiva.

Para las mujeres se recomiendan los trajes conservadores o los vestidos de colores discretos.

Aunque no es necesario, se recomienda traducir la tarjeta de visita en el dorso. Asegúrese de incluir en la tarjeta su titulación académica en caso de tenerla. El mejor momento para intercambiar tarjetas de visita es al momento de reunirse por primera vez con una persona, sin ninguna ceremonia especial.

Información importante por si viaja por negocios

Días y horarios de apertura

Una jornada normal de trabajo para los checos comprende desde las 8 de la mañana a las 4:30 de la tarde, con un descanso para almorzar. La semana laboral es de lunes a viernes.

Se recomienda no concertar citas los viernes porque a muchas personas les gusta ir al campo a pasar el fin de semana. Los días de cierre son los sábados y los domingos.

 

Lionel Paredes es un destacado profesional del Comercio Exterior y conferencista en temas de Negocios.

Escribe en @LANACION, Columnista en @VDRenMilenium, Consultor en Management & Negocios Internacionales, Analista Internacional y Conferencista.

Twitter @lionelparedes

Instagram @lionelparedes

LinkedIn lionelparedes

Web www.lionelparedes.com