Edición Nº: | | Dolar: 55,06 / 59,06

PYMES neuquinas se resisten a abusos de petroleras

La federación de las cámaras vinculadas al sector energético de Neuquén rechazaron la decisión de petroleras y algunos de sus principales contratistas de transferir el congelamiento de precios a toda la cadena de valor e incurrir en un abuso de posiciones dominantes.

Así lo expresó hoy la Federación de Cámaras de Energía de Neuquén (Fecene) al señalar que las asociadas asisten "a un efecto de pérdidas importantes, asociadas a las dificultades de financiamiento que ponen en serio riesgo a las empresas y las fuentes de trabajo que implican".

"Verificamos un claro abuso de posiciones dominantes, violatorias de la legislación nacional en materia de libre competencia y de lealtad comercial, que no resultan aceptables", sentenció la entidad en un comunicado suscripto por su presidente Mauricio Uribe.

La actual situación de regulación del precio y del tipo de cambio aplicable, del barril del petróleo crudo y de los combustibles en surtidor, por los Decretos 566/19 y 601/19 derivaron "en medidas de traslación de los efectos de esas normas a las empresas contratistas y subcontratistas de las operadoras, así como a toda la cadena de valor".

NOTAS RELACIONADAS:

Liberan los precios de los combustibles en el mercado mayorista

Exportaciones neuquinas subieron un 67% en el primer semestre

"No existe norma alguna, con validez constitucional, que permita a las empresas productoras trasladar los efectos de esas normas a las empresas contratistas y subcontratistas" afirmaron desde Fecene, entidad que nuclea a las pequeñas y medianas empresas neuquinas del sector energético.

Para esas empresas, se verifica "una especial dificultad de absorber tamaño efecto, dado que es conocido que el proceso de disminución de costos desarrollado por la industria y los proveedores, incluye una sustancial disminución del margen de rentabilidad, agravado por el costo financiero derivado del alargamiento de los plazos de pago".

La entidad también lamentó no tener participación en las reuniones que mantienen las operadoras, las refinadoras y el gobierno nacional, a pesar de tratarse de un sector constituido por unas cuatrocientas empresas y registra 12.000 empleos formales.

Fuente: Telam