Edición Nº: | | Dolar: 65,69/ 70,69

LAS PYMES QUE CONSTRUYEN

Del total de empresas que hay en Argentina (en torno de 5 millones de empresas) (1), aproximadamente 5% operan en el sector de la construcción, proporción que se mantuvo relativamente estable desde fines de 2011.

Al igual que la distribución para el conjunto de las actividades, en la construcción cerca del 99% tienen menos de 200 ocupados, es decir, son Pequeñas y Medianas Empresas (PyMes).

Sin embargo, contrario a lo que sucede a nivel agregado, la generación de empleo es más homogénea entre grupos de empresas. De hecho, las empresas más pequeñas emplean la menor proporción de trabajadores. Esta característica se explicaría por el hecho de que se trata de un sector mano de obra intensiva.

Fuente: Ministerio de producción y Trabajo 

El sector de la construcción contribuye, de manera directa, con el 4,8% del valor agregado bruto de la producción del país (5,6% si se consideran sólo a las actividades privadas), generando aproximadamente 1,7 millones de puestos de trabajo (próximo al 10% del total de los puestos de trabajo).

A su vez, es uno de los sectores con mayor informalidad: aproximadamente 75% de los puestos de trabajo son no registrados; es decir, 7,5 de cada 10 empleados del sector está “en negro”. La paradoja es que, por la distribución en la generación del empleo, se esperaría que incluso empresas grandes del sector empleen personal de modo informal.

La importancia relativa del sector se amplía significativamente cuando se consideran los efectos indirectos, ya que es una actividad que encadena demandas hacia atrás y hacia delante de diversos insumos y servicios. Productos que van desde materias primas, como el cemento, hasta bienes de diseño, como cerámicos o muebles, se mueven con la construcción.

Al igual que servicios como el de transporte, decoración, inmobiliario y escribanía. En toda la cadena de producción interviene en diferentes etapas el comercio (mayorista o minorista) como los corralones, muebles, decorería, ferreterías, etc.

En este sentido, el efecto derrame hacia las PyMes es muy significativo, por lo que nos preguntamos cuál fue el desempeño del sector en lo que va del año y lo que podría esperarse en los próximos meses.

En el primer trimestre de 2019, los indicadores de la construcción muestran una mejora respecto del trimestre previo (descontando factores estacionales). Así lo señalan indicadores adelantados como el Índice Construya o el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) (2), ambos índices de frecuencia mensual.

Pareciera ser que el sector habría alcanzado el piso en el cuarto trimestre de 2018, trimestre en el que cayó fuertemente (ISAC -9% respecto del trimestre previo).

Gráfico 3 y Tabla 1 | Indicadores de la construcción

Fuentes: INDEC, Grupo Construya y AFCP.

¿Qué subyace detrás de esta mejora? La demanda de los insumos muestra una mejora generalizada al interior del sector (tanto para la obra pública, como para la privada). El insumo que más destaca es el asfalto (+15,3% respecto del trimestre previo), relacionado con la obra pública de rápido impacto dado el corto plazo de ejecución (lo que podría asociarse a las inminentes elecciones de autoridades nacionales/provinciales).

Además, en obra pública se destacan la continuidad de ciertos proyectos de envergadura (como el viaducto del tren Mitre o la autopista del bajo).

En obra privada, las obras de mayor dinamismo serían la reparación, refacción y ampliación, todas podrían interpretarse como de “especulación/inversión”; aprovechando la baja de los costos de construcción en dólares, los privados se deshacen de ahorros o hacen cobertura de ingresos. También la obra privada continúa siendo impulsada por las inversiones que se están llevando a cabo en el marco del desarrollo de vaca muerta.

Al interior del trimestre el desempeño no fue uniforme. Sacando efectos estacionales, luego de crecer en enero (+4,6%) y fuertemente en febrero (+8,6%); en marzo bajó (-3,5%). Al menos parcialmente este desempeño se explica por el efecto carnaval (que este año tuvo lugar en marzo, restando así 3 días hábiles de actividad en ese mes; a diferencia de lo acontecido en 2018).

A pesar de la mejora en el margen, el sector se encuentra en recesión con caídas de dos dígitos respecto de sus niveles de un año atrás que capturan el desplome de la actividad que se dio, fundamentalmente, en el segundo semestre de 2018. La actual recesión se ubica como la segunda más importante en los últimos 10 años, período en los que se identifican 5 recesiones para el sector.

Gráfico 4 | Recesiones comparadas en la construcción
(índice = 100 mes previo a la primera caída)



La superficie autorizada para edificación, luego de crecer en los dos primeros meses del año, cayó en marzo, reflejando un menor dinamismo de la construcción (residencial y comercial), que podría estar empañado por los tres días menos por carnaval. En tanto, los puestos de trabajo en la construcción (con datos a febrero) tuvieron similar comportamiento que los de la actividad, con crecimiento en los meses recientes.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Un drone sobre las PYMES en Argentina
  2. "No puede ser que el que invierte en Argentina se funda pagando impuestos"

Los menores pedidos de edificación están reflejando un menor apetito para la construcción comercial (afectada por la recesión económica) y la residencial (a la que también influye la falta de créditos hipotecarios, fundamental para el acceso a las viviendas).

Las PyMes que construyen danzan al compás del desempeño general de la actividad del sector. De acuerdo con el Estimador Mensual de la Actividad de las PyMEs Constructoras (3), en el primer bimestre el sector creció (+7,2% en enero y +4,7% en febrero), aunque acumulan en el período una disminución de 8,5% interanual. Cabe esperar que en marzo el índice de actividad para las PyMes vuelva a caer, en línea con el desempeño a nivel agregado.

Gráfico 5 | Actividad de la construcción global y en PyMes



Fuentes: INDEC y CPC

Más allá de cierta mejora en el margen en la construcción, las actividades inmobiliarias, donde hay una fuerte presencia PyMe, están transitando uno de los peores momentos en años.

El desplome del otorgamiento de créditos hipotecarios, la caída del poder de compra del salario de metros cuadrados y el marco de incertidumbre político-económica y de volatilidad cambiaria congelaron la compra de viviendas (se mantienen unas pocas operaciones de pequeños inversores o por razones de fuerza mayor), lo que se refleja en una merma en las escrituraciones (-55% en enero 2019 respecto a igual período del año previo).

¿Cuáles son las perspectivas para los próximos meses? De acuerdo con la encuesta cualitativa que realiza el INDEC a los empresarios del sector, las expectativas para el segundo trimestre se mantienen en terreno negativo (aproximadamente el 50% de los encuestados respondió que verá caer el nivel de actividad, mientras que el resto en su mayoría prevé que se mantenga igual).

La principal razón para este desempeño es adjudicada a la caída de la actividad económica y al atraso en los pagos, tanto de la obra pública como de la privada.

Las viviendas y la obra pública de más corto plazo y menor valor agregado (viales y pavimentación) serán, según la perspectiva de los empresarios, las de mayor impulso en los próximos meses.

La mejora en los ingresos del campo podría incrementar la demanda de viviendas y las construcciones en infraestructura portuaria y de caminos, se estima que el impulso no será suficiente para contrarrestar la baja prevista en el resto de los sub-grupos.

Damián Di Pace es analista Económico, autor del libro "Economía Pyme"


(1) Considerando sociedades, autónomos y monotributistas.
(2) Indicador elaborado por el INDEC que sintetiza los principales materiales de la construcción ponderados por participación en la actividad.
(3) Índice elaborado por la Confederación de PYMES Constructoras (CPC) a partir del ISAC y el nivel de empleo registrado en pequeñas y medianas empresas del sector. Los valores muestran la evolución en el nivel de actividad de las empresas pequeñas y medianas del sector a lo largo de todo el país.