miércoles 24 de julio de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Sistema ferroviario

PYME cordobesa fabricará durmientes de plástico para trenes

El Grupo RFG fue seleccionada para producir esos insumos con material reciclado. Qué rol jugó el INTI.
25 de junio de 2023 - 22:48

Grupo RFG fue seleccionada para llevar adelante la producción de durmientes de ferrocarril con material reciclado.

La primera etapa del proyecto ya se encuentra en marcha y contará con una prueba piloto en un tramo de vías para evaluar la respuesta de los mismos, informó el Ministerio de Transporte.

El emprendimiento se llevará adelante a través de Trenes Argentinos Cargas (TAC), que logró un desarrollo inédito a nivel local al impulsar la producción de durmientes a partir de plástico reciclado los cuales acaban de recibir la aprobación técnica de los ensayos en laboratorio.

Representación de las PYMES

La base del proyecto que permitió este desarrollo fueron los estudios de investigación e ingeniería proporcionados por el Centro Nacional de Desarrollo e Innovación Ferroviaria (Cenadif) que depende de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado (FASE).

La mira estuvo puesta en el triple impacto positivo, ya que estas unidades hacen un aporte crucial a la economía social, ayudan a resolver la baja oferta de las unidades de quebracho y brindan una disposición final a los residuos plásticos de forma amigable con el medioambiente.

Al respecto, el ministro de Transporte, Diego Giuliano, dijo que "estos durmientes de plástico reciclado, que nos aportan tantas soluciones al sistema ferroviario y a la sostenibilidad del transporte, pasaron las más estrictas pruebas en laboratorio".

"Ahora llega la etapa de sacarlos a la cancha y probarlos en las vías antes de iniciar su producción a gran escala”, graficó.

“Con estos durmientes vamos a poder darle una nueva utilidad a los plásticos que eran considerados basura y también vamos a generar fuentes de trabajo y vamos a contar con más durmientes para nuestro sistema ferroviario, algo que hoy por hoy es un desafío por su escasez. Y lo vamos a hacer sabiendo que estamos dando un paso hacia un sistema de trenes más sostenible desde su infraestructura”, describió el funcionario.

Motorización productiva

Las pruebas para su aprobación estuvieron a cargo del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y se correspondieron a ensayos en laboratorio donde sometieron a los prototipos a evaluaciones de resistencia estructural y de comportamiento frente a hidrocarburos arrojando resultados exitosos.

Superada esta instancia, definida en la Norma IRAM 1610-1 que regula las características de los durmientes sintéticos, se espera que durante el mes de julio se proceda a colocarlos en la vía para estudiar su respuesta bajo condiciones normales de circulación.

En la siguiente etapa, los durmientes sintéticos estarán expuestos, por dos meses, al paso de las formaciones hasta comprobar que soportan 500.000 toneladas, a su vez se examinará el comportamiento ante los cambios de temperaturas y variables climáticas con el objetivo de garantizar el correcto funcionamiento de los primeros durmientes producidos a partir de materiales reciclados fabricados en el país.

La empresa cordobesa Grupo RFG cuenta con una planta en el parque industrial de Montecristo, en Córdoba, y realiza el tratamiento de residuos plásticos que luego de una selección, clasificación, triturado y procesado obtiene la materia prima óptima para el moldeado de los durmientes.

Los durmientes de quebracho blanco -que son los que mayormente se comercializan en la actualidad- suelen tener una vida útil de 10 años, mientras que los de plástico alcanzan un período de uso de cinco décadas.

Esta iniciativa, que busca la producción de un lote de 100.000 durmientes de plástico en tres años, fue acompañada por distintas empresas ferroviarias, cámaras, el INTI, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Córdoba.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar