martes 27 de febrero de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
PBI

La OCDE avizora una caída en la economía argentina durante 2023 y 2024 

La actividad se recuperará 1,9 por ciento recién en 2025.
Somos Pymes | Redacción Somos Pymes
Por Redacción Somos Pymes 29 de noviembre de 2023 - 12:38

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos prevé que el producto bruto interno de Argentina caerá 1,8% este año y 1,3% el próximo.

Asimismo, estimó que la inflación, la cual roza el 150%, "seguirá aumentando en el corto plazo" ante la expectativa "de una devaluación".

Expectativas de la OCDE para la economía argentina

"Se prevé que la inflación se mantendrá alta en 2023 y 2024, impulsada por las altas expectativas de devaluación de la moneda y la eliminación gradual de muchos controles cambiarios, pero podría disminuir en 2025", a un 62,4%, indicó la entidad en su informe semestral de perspectivas.

Asimismo, avizoró que el PBI vernáculo se recuperará 1,9 por ciento recién en 2025.

En el corto plazo, la OCDE advirtió de que "los estrictos controles de capital, el aumento de la inflación y la elevada incertidumbre política limitarán aún más el consumo y la inversión".

Los especialistas advirtieron que "será necesaria una consolidación fiscal sustancial para resolver los graves desequilibrios macroeconómicos" y "políticas macroeconómicas estrictas en el corto plazo".

"El nuevo gobierno a partir de diciembre de 2023 necesitará consolidar las finanzas públicas para reequilibrar la economía", resaltó el organismo, respecto de la asunción de Javier Milei el próximo 10 de diciembre.

Los problemas que vienen para la economía argentina

La economista jefe de la OCDE, Clare Lombardelli, dijo en rueda de prensa que "la prioridad del nuevo Gobierno será bajar la inflación y mejorar la estabilidad macroeconómica", al ser preguntada sobre los planes de dolarización de Milei en la presentación del informe.

"Las reducciones continuas y decisivas del financiamiento monetario serán clave para estabilizar la economía, y esto también requerirá una mayor restricción fiscal", indicó el organismo en el informe.

La OCDE reconoce que "la necesidad de reducir el gasto público con relativa rapidez en medio de crecientes presiones sociales podría generar inestabilidad política", pero también "podría conducir a una mayor confianza en la formulación de políticas económicas, reducir la presión sobre el tipo de cambio y atraer capital extranjero".

Para la entidad, la financiación del Fondo Monetario Internacional, al que Argentina debe unos 46 mil millones de dólares, será la "principal fuente de financiamiento externo" del país, en un contexto en que las reservas de divisas están "agotadas" y "ejerciendo cada vez más presión sobre las finanzas públicas, la cuenta externa y la economía en general".

La OCDE señaló que el mercado laboral es "aún resistente", con un desempleo del 6,2% en el segundo trimestre de 2023, pero que "la informalidad ha aumentado", al acercarse al 40% de la fuerza laboral.

La economía global tendrá bajo crecimiento en 2023

La OCDE estimó que la economía global seguirá en un periodo de "bajo crecimiento" el año próximo debido a la alta inflación, el ajuste monetario de los principales bancos centrales y la falta de confianza.

El crecimiento “continuará modesto” en el corto plazo debido al impacto del ajuste monetario de los principales bancos centrales, la debilidad del intercambio y una menor confianza entre empresas y consumidores.

La entidad prevé un crecimiento del PBI global de 2,9% en 2023 (una décima menos que la anterior proyección), 2.7% en 2024 y 3% en 2025, con Asia representando la mayor parte de esa expansión: entre los países del G20, el crecimiento del año próximo estará liderado por India (+6,1%), Indonesia (+5,2%) y China (+4,7%), según las proyecciones.

En el caso de Estados Unidos, se estima un crecimiento de 2,4% en 2023, 1,5% en 2024 y 1,7% en 2025; mientras que, en la Eurozona, impactada aún por su exposición al shock energético, se calcula una expansión de 0,6% en 2023, 0,9% en 204 y 1,5% en 2025.

En Latinoamérica, se prevé que Brasil crezca 3% en 2023 y 1,8% en 2024, mientras que en México proyecta subas del 3,4% y 2,5%, respectivamente.

Para Colombia espera un crecimiento del 1,2% para este año y del 1,4% para el próximo, mientras que en el caso de Chile y Perú sería nulo para este año y de 1,8% y 2,3%, respectivamente, para 2024.

El organismo advirtió de la posibilidad de “riesgos importantes” en la economía mundial si el conflicto entre Israel y el movimiento islamista Hamas “se extendiera a toda la región de Medio Oriente”.

Una de las potenciales consecuencias podría ser un aumento del petróleo y el gas: si el barril sube US$ 10, el crecimiento mundial caería en 0,1 puntos y la inflación subiría en 0,2, según el escenario contemplado por el organismo con sede en París.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar