jueves 13 de junio de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Perspectivas regionales

El Banco Mundial estimó que la economía argentina caerá un 3,5 por ciento

Los especialistas creen que este resultado afectará el crecimiento de Latinoamérica en 2024.

Somos Pymes | Redacción Somos Pymes
Por Redacción Somos Pymes 11 de junio de 2024 - 12:28

El Producto Bruto Interno (PBI) de Latinoamérica pasará de crecer un 2,2 a un 1,8 por ciento en 2024, debido a los fuertes ajustes en Argentina.

De todas maneras, repuntará al 2,7 por ciento en 2025 gracias a la recuperación del país, de acuerdo al informe de perspectivas globales del Banco Mundial (BM).

El pronóstico del Banco Mundial sobre la economía argentina

El organismo rebajó cinco décimas sus estimaciones de este año para la región con respecto a las que hizo en enero.

Para esto tuvo en cuenta el programa de ajuste desplegado por el gobierno de Javier Milei, aunque también movió tres décimas a la baja la perspectiva de crecimiento de México, que crecerá un 2,3% al cierre del año.

El PBI de Argentina se contraerá a un 3,5% este año y conseguirá crecer un 5% en 2025, para estabilizarse en 4,5% durante 2026.

“El pronóstico ha sido actualizado a la baja básicamente por la marcada revisión bajista de Argentina, que esperamos que se contraiga este año antes de volver a retomar el crecimiento el próximo año”, resaltó el informe del BM.

Y subrayó: “Argentina ha experimentado aumentos significativos en la inflación mensual al comienzo de 2024 y ahora está mostrando señales de relajamiento, tanto de la inflación como de las perspectivas inflacionarias”.

El BM coincide en que en Argentina son necesarios “pasos monetarios y fiscales para enfrentar los desequilibrios crónicos”, lo cual causará una “contracción temporal”.

La perspectiva sobre Latinoamérica

El informe observó que la región se enfrenta a riesgos como peores condiciones financieras globales y altos niveles de deuda local que pueden tener un efecto en la demanda privada y en el ritmo de necesaria consolidación fiscal de la región.

Los altos tipos de interés real en la región y la inflación siguen lastrando en general a las economías latinoamericanas, aunque la confianza de las empresas es alta en Brasil, México y Colombia.

El crecimiento de Brasil, la primera economía latinoamericana, se moderará al 2% en 2024 y repuntará ligeramente al 2,2% el año próximo, con una mejora del consumo debido a una moderación de la inflación, aunque los esfuerzos para mejorar la sostenibilidad fiscal tendrán un efecto negativo en el crecimiento.

En el caso de México, el crecimiento de 2024 se actualizó tres décimas a la baja hasta el 2,3%, especialmente por una moderación de la demanda interna, que ha estado por encima de lo previsto durante varios años.

Para 2025, el crecimiento esperado es del 2,1%, apoyado en menores tasas de interés e inflación contenida, lo que será positivo para el consumo y la inversión.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar