sábado 22 de junio de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Management

Salario emocional: clave para la motivación en las PyMEs

Dialogamos con una experta que da detalles sobre cómo retener y liderar a los empleados, más allá del incentivo a través del salario económico.

Somos Pymes | Lorena Hak
Por Lorena Hak 7 de junio de 2024 - 14:10

La retención y motivación de los empleados no depende únicamente de los salarios económicos. Es así que surge el salario emocional, entendido como los beneficios no económicos ofrecidos por los empleadores, y que juega un papel crucial en la mejora del compromiso y la satisfacción laboral. Se trata de una herramienta poderosa para las PyMEs que buscan diferenciarse y ofrecer un entorno de trabajo atractivo y motivador, al centrarse en las necesidades específicas de sus empleados y adoptar un enfoque gradual y comprometido. Para explorar este tema, entrevistamos a Sandra Olive, managing Partner de Backer & Partners, y experta en búsqueda de ejecutivos para la Alta Gerencia y Consultoría de Cultura y Liderazgo.

- ¿Qué es el salario emocional?

- El salario emocional se refiere a todos aquellos beneficios no monetarios que una empresa puede ofrecer a sus empleados para mejorar su motivación y su compromiso con la organización. Estos beneficios pueden incluir flexibilidad horaria, oportunidades de desarrollo profesional, un ambiente de trabajo positivo, y programas de bienestar, entre otros.

- ¿Por qué crees que es importante que las PyMEs se enfoquen en el salario emocional?

- Es fundamental porque, aunque las PyMEs no siempre tienen los mismos recursos financieros que las grandes corporaciones, pueden ofrecer un entorno más cercano y personalizado. El salario emocional permite a las PyMEs competir en términos de atraer y retener talento, ofreciendo una calidad de vida laboral que puede ser incluso más valiosa que una compensación económica más alta.

- ¿Qué tipos de iniciativas de salario emocional recomendarías a las PyMEs?

- Hay muchas opciones, pero algunas de las más valoradas por los colaboradores incluyen:

  • Hibridez: Mantener opciones de trabajo híbrido o remoto, incluso cuando otras empresas están volviendo a la presencialidad.
  • Espacios saludables: Crear entornos que cuiden tanto la salud mental como la física de los empleados.
  • Contacto directo con líderes: Fomentar una comunicación abierta y accesible con los líderes de la organización.
  • Diversidad y desarrollo: Promover un ambiente inclusivo y centrado en el desarrollo profesional de cada individuo.
  • Liderazgo participativo: Líderes que escuchen y valoren las opiniones de todos los miembros del equipo.
  • Cultura de aprendizaje: Incentivar una cultura donde se aprenda de los errores en vez de castigarlos.

- ¿Qué pasos deberían seguir las PyMEs para implementar con éxito estas iniciativas?

- Es un proceso que requiere planificación y compromiso. Los pasos clave incluyen:

1. Análisis inicial: Evaluar el punto de partida y definir hacia dónde se quiere llegar.

2. Entender al equipo: Conocer las expectativas y necesidades de los colaboradores.

3. Identificar obstáculos: Anticipar posibles retos y detractores del nuevo modelo.

4. Factibilidad: Asegurar que los cambios sean adecuados y sostenibles para la organización específica.

5. Plan de implementación: Desarrollar un proyecto con etapas claras, evitando implementar todo de golpe.

6. Comunicación transparente: Informar a toda la organización de manera clara y abierta antes del lanzamiento.

7. Liderazgo comprometido: Los líderes deben mostrar su compromiso con el cambio y actuar de acuerdo con las nuevas iniciativas.

- ¿Cuáles son los beneficios a largo plazo de implementar un salario emocional?

- Los beneficios son numerosos. Un salario emocional bien implementado puede aumentar significativamente la motivación y el compromiso de los empleados, reducir la rotación de personal, mejorar el ambiente de trabajo y, en última instancia, aumentar la productividad. Además, crea una cultura organizacional positiva y atractiva para futuros talentos.

- ¿Qué consejo le darías a una PyME que está considerando empezar a implementar estas iniciativas?

- Mi consejo es que empiecen por lo básico: hablen con sus empleados, entiendan sus necesidades y expectativas, y diseñen propuestas a medida. No se trata de copiar modelos de otras empresas, sino de crear algo que realmente resuene con su equipo. Y, sobre todo, que lo hagan de manera gradual y con un compromiso genuino de parte de los líderes. Con una planificación adecuada y un enfoque genuino en el bienestar de sus colaboradores, los beneficios serán evidentes.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar