Edición Nº: | | Dolar: 145,01 153,01

Brasil mantuvo sin cambios su tasa de interés

El Banco Central del Brasil (BCB) decidió conservar su nivel de tasa de interés de referencia SELIC en un 13,75 por ciento.

La decisión de la entidad llegó al término de una reunión de dos días de su Comité de Política Monetaria (Copom).

En un comunicado, la autoridad monetaria señaló que "el Copom decidió mantener la tasa de interés básica en 13,75% anual porque entiende que esta decisión refleja la incertidumbre en torno de sus escenarios y un balance de riesgos aún con mayor variación de lo habitual para la inflación prospectiva"

Argumentos oficiales

La tasa "es compatible con la estrategia de convergencia de la inflación en torno de la meta en el horizonte relevante, que incluye el año 2023 y, en menor medida, 2024", argumentó el BCB.

El Copom remarcó que "la decisión también implica suavizar las fluctuaciones en el nivel de actividad económica y promover el pleno empleo".

Más adelante, el Comité puntualizó que "permanecerá atento, evaluando si la estrategia de mantenimiento de la tasa de interés básica por un período suficientemente largo será capaz de asegurar la convergencia de la inflación".

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Los precios en Japón llegaron a su mayor nivel desde 2014
  2. La Fed subió las tasas de interés y se planta contra la inflación

"El Comité refuerza que perseverará hasta que no solo se consolide el proceso de desinflación, sino también el anclaje de las expectativas en torno a sus metas", subrayó.

El Copom "enfatiza que los pasos futuros de la política monetaria pueden ajustarse y no dudará en reanudar el ciclo de ajuste si el proceso de desinflación no avanza como se esperaba", aseveró la entidad.

Puntos centrales

El BCB mencionó que "entre los riesgos al alza para el escenario inflacionario y las expectativas de inflación, se destacan una mayor persistencia de las presiones inflacionarias globales; una incertidumbre sobre el futuro del marco fiscal del país y estímulos fiscales adicionales que impliquen sostener la demanda agregada, parcialmente incorporados a las expectativas de inflación y precios de activos; y una brecha del producto más estrecha que la utilizada actualmente por el Comité en su escenario base, particularmente en el mercado laboral".

En tanto, entre los riesgos a la baja, el Copom destaca una nueva caída en los precios de las materias primas internacional en moneda local; una desaceleración de la actividad económica global más acentuada de lo proyectado; y el mantenimiento de los recortes de impuestos que se proyecta revertir en 2023".

Las autoridades monetarias estimaron que las proyecciones de inflación se ubican en 5,8% para 2022, 4,6% para 2023 y 2,8% para 2024.