Edición Nº: | | Dolar: 117,55/ 123,55

Aramco pasó a ser la empresa con mayor valuación en el mundo

La compañía saudita productora de petróleo y gas natural destronó a Apple como la más más valiosa del mundo en cuanto a capitalización bursátil.

Esto se produjo por la suba de las acciones energéticas y de los precios del petróleo, y de la caída en los papeles tecnológicos.

La firma energética, una de las principales productoras de petróleo en el mundo y la mayor exportadora, alcanzó al cierre de la rueda del miércoles un valor de US$ 2,42 billones.

Apple, con una caída sostenida en sus acciones en el último mes, se valuó a 2,37 billones de dólares.

La firma de la manzanita obtuvo el primer lugar en capitalización bursátil desde 2012 desplazando a ExxonMobil, lugar que conservó desde entonces, excepto por breves periodos donde Microsoft y la propia Aramco obtuvieron dicho lugar.

Excepto por Aramco, los cinco primeros lugares en las empresas más valuadas se componen exclusivamente por empresas tecnológicas estadounidenses: Apple, Microsoft, Alphabet (Google), y Amazon, en ese orden.

Contexto global

La petrolera saudí se vio beneficiada en los últimos meses por la suba de más del 60% en los precios internacionales del petróleo –que por momentos superaron los US$ 130 tras el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania-, y el impasse en las negociaciones entre los países de la Unión Europea (UE) para establecer un embargo total en el crudo de Rusia, que impulsó al crudo y los papeles energéticos en general.

El destrono de Apple por una petrolera refleja los últimos movimientos en la economía mundial.

La firma de Cupertino, productora del iPhone y de la Mac, fue, en enero último, la primera empresa en alcanzar un valor de mercado de US$ 3 billones, pero desde entonces la salida de los inversores de los activos de riesgo afectó especialmente a las acciones tecnológicas, lo cual es una tendencia típica en momentos de incertidumbre económica y de suba en las tasas de interés –como realizó recientemente la Reserva Federal estadounidense-.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Procedimientos para la exploración hidrocarburífera segura en el Mar Argentino
  2. Extendieron el permiso de exploración a YPF y Equinor en área offshore

En ese sentido, el Nasdaq, el índice de Wall Street que reúne a dichas firmas, cayó ayer 3,18% (con las acciones de Apple perdiendo 5,2% y situándose al menor nivel desde noviembre del año pasado), acumulando una pérdida de 12,80% frente a los niveles de hace un año.

A dichos motivos se agrega el temor de que la inflación –que en países como Estados Unidos se encuentra en niveles inéditos desde principios de los 80- reduzca el poder de compra y, especialmente, en bienes como los tecnológicos.

La revolución tecnológica

Según indicó Tim Ghriskey, estratega de Ingalls & Snyder, "hay ventas por pánico en muchas tecnológicas y el dinero que sale de allí parece dirigirse en particular a la energía, que por ahora tiene una perspectiva favorable, dados los precios de las commodities".

"Con la FED en camino de subir las tasas, por lo menos, 150 puntos este año y sin perspectivas de resolución del conflicto en Ucrania, puede pasar un tiempo hasta que las tecnológicas vuelvan a dominar", añadió.

Aramco, cuyos beneficios de este primer trimestre serán anunciados en los próximos días, tuvo ingresos por US$ 110.000 millones en 2021, 124% más que en 2020, año en que se vio afectada por el desplome en la demanda a causa de la pandemia de Coronavirus.

En tanto, otras empresas energéticas ya anunciaron ganancias récord en lo que va de este año por la suba en el gas y el petróleo, con Shell recaudando US$ 9.100 millones este trimestre (frente a los US$ 3.200 millones del mismo periodo del año pasado), BP, US$ 6.200 millones y US$ 5.480 millones en el caso de ExxonMobil.

En el caso de Apple, si bien registró el tercer mejor trimestre de ganancias de su historia al comenzar este año; su CEO, Tim Cook, advirtió que la escasez de componentes y las cuarentenas en China podrían costarle a la compañía hasta US$ 8.000 millones.

Fuente: Bloomberg y AFP