Edición Nº: | | Dolar: 92,47/ 98,47

Brasil tuvo su peor caída en más de dos décadas durante el 2020

El Gobierno afirmó que las medidas que adoptó para proteger la economía ante la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 impidieron que la retracción económica del país en 2020 llegara hasta el 9% previsto inicialmente y se limitara al 4,1% con que finalmente terminó.

De acuerdo con los datos divulgados por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), el Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil, afectado por la pandemia, sufrió en 2020 un retroceso del 4,1%, su peor desempeño en los últimos 25 años.

El resultado fue mejor que el que proyectaban el Gobierno y los economistas (-4,5%) y la contracción muy inferior a la que llegó a prever el Fondo Monetario Internacional (FMI) en los peores meses de la pandemia, cuando dijo esperar un desplome histórico del PIB del 9,0% para Brasil.

"Los resultados del PIB corroboran la recuperación de las expectativas de mejoría de la actividad económica a lo largo del segundo semestre de 2020 y demuestran el acierto de las medidas adoptadas para enfrentar la covid-19 y permitir una rápida reacción de la economía", según un informe divulgado por el Ministerio de Economía.

El informe citó, entre otras medidas, el subsidio mensual que el Gobierno distribuyó entre cerca de 67 millones de familias de desempleados, informales y pobres para ayudarles a paliar los efectos de la pandemia.

Pese a esa ayuda, el consumo de las familias, principal motor económico en un país de 210 millones de habitantes, cayó un 5,5% en 2020, su mayor retroceso histórico, afectado por el desempleo, la caída del ingreso y las propias medidas de distanciamiento social.

NOTAS RELACIONADAS:

Subrayan que Brasil tuvo durante 2020 su mayor retracción en 25 años

El superávit comercial de Brasil se redujo a la mitad

El Gobierno también citó las ayudas que concedió a empresas en dificultades y la legislación extraordinaria que permitió reducciones de salarios y horas trabajadas a cambio de la garantía de los contratos.

Asimismo, destacó el crecimiento del 3,2% del PIB brasileño en el cuarto trimestre de 2020 frente al tercero, que fue el segundo consecutivo (había saltado un 7,7% en el tercero) y se ubicó también por encima de las expectativas del mercado (+2,8%).

Tras la histórica retracción económica del 6,4% provocada por la pandemia en el primer semestre de 2020, la economía brasileña reaccionó con un crecimiento del 4,1% en el segundo semestre.

Según el informe, la "vigorosa" retomada del segundo semestre demuestra que la economía brasileña se recuperará al mismo ritmo que se desplomó en los primeros meses de la pandemia y que volverá en breve a los niveles previos a la crisis sanitaria.

En ese sentido confirmó su proyección de que la economía crecerá un 3,2% en 2021, aunque alertó que eso está condicionado a la aprobación de reformas estructurales propuestas por el Gobierno, como la administrativa y la tributaria, y a medidas que garanticen una reducción del histórico déficit público.

El crecimiento de 2021 también dependerá de la expansión de la campaña de vacunación contra el Covid, dice el informe.

"Para 2021 es esencial combinar un conjunto de elementos, que incluye el mantenimiento de la política monetaria, la expansión de la vacunación, la consolidación fiscal y la continuidad de las reformas estructurales. La combinación de esos factores elevará la confianza y garantizará un mayor vigor de la actividad económica a lo largo del año, especialmente porque la incertidumbre económica global continúa elevada por la pandemia", según el estudio.

El Ministerio de Economía también citó estadísticas de otros países para destacar que la retracción de la economía brasileña (-4,1%) se ubicó por debajo de la contracción promedio del 5,0% medida en los países analizados por la OCDE.

Agregó que, ante la intensidad de la crisis internacional, tan sólo China registró crecimiento en 2020, aunque muy inferior al promedio del 6,0% anual con el que venía expandiéndose.

Según el estudio, la economía de Brasil tuvo en 2020 un mejor resultado que la de otros países de América Latina, como México (-8,7%) y Colombia (-6,8%), así como de algunos países del G7, como Reino Unido (-9,9%), Alemania (-5,3%) y Japón (-4,8%).

Fuente: EFE