Edición Nº: | | Dolar: 86,00/ 92,00

Pensar en comunicación de crisis

Cuanta bibliografía existe y expertos en este tema tan relevante e importante en la vida de una institución.

La comunicación de crisis es una de esas áreas con poca actividad diaria, pero con mucha incidencia y relevancia en la imagen corporativa. No existe una institución, empresa, incluso profesional que no pueda ser afectado por una crisis.

Todos en el ejercicio comercial o institucional están expuestos a esto.

Con lo cual, en mayor o menor medida, según su área de acción, negocio específico y áreas vulnerables, todos deben pensar en una situación de crisis y el plan a accionar en ese escenario.

Hoy, en el marco de Covid-19, todas las empresas se encuentran en una situación crítica. Esta pandemia mundial puso a prueba a todas las empresas del mundo y al mismo momento. Empujándolas a crisis financieras, de mercado, oportunidades de mercado y otros escenarios.

El suelo mundial recibió un sismo y todas las empresas lo sintieron con efectos diversos, pero con alguno al fin de cuentas.

Sin ser experto en el tema, principalmente por reconocer las facultades e importancia que tiene este nicho de la comunicación corporativa.

Podría describir que para elaborar un plan de esta índole hay que observar la institución con detenimiento, su negocio, sus puntos débiles y lados más expuestos.

NOTAS RELACIONADAS:

  1. Marketing de contenidos, otra forma de comunicar
  2. Labor comunicacional del CEOdueño

Por otro lado, este virus y su efecto expandido en el mundo casi al mismo momento ha generado un escenario impensado y casi de ficción, que ningún departamento de comunicación podría haber imaginado y simulado en el diagrama de un plan de comunicación de crisis. Con lo cual sin dudas los ajustes de los planes habrán sido varios.

Elaborar un plan de crisis, como antes dejaba entrever, es una tarea muy compleja. De hecho, muchos que nos dedicamos a la comunicación, incluso no tenemos todas las herramientas necesarias. Ya que es un nicho muy específico y requiere de un análisis distinto.

Más allá de esto, también puedo asegurarles que es mejor tener uno perfectible a no tenerlo. Por lo tanto, que el presupuesto no alcance y que la estructura sea pequeña no es excusa para prescindir de él.

De hecho, ni el tipo de negocio o tamaño del mismo, ya que las crisis son acordes al tamaño del actor que sufre, por lo tanto, también sus efectos. Es clave en este análisis el conocimiento del negocio, tanto como el comunicacional.

Conocer todos los lados, actores y situaciones de las acciones comerciales e institucionales que lleva adelante día a día una empresa o negocio, nos da la visión de las situaciones o momentos en los que pueda suceder una crisis.

Luego hay que imaginarse en ese escenario, planificar y evaluar cuáles serían las mejores acciones a llevar adelante y las posibles consecuencias que puedan ocasionar.

En diversos negocios es muy simple imaginar escenarios de crisis, en una aerolínea aérea, en una empresa de catering o en una empresa de colectivos de larga distancia.

Pero además de los obvios o a los que la empresa tiene más riesgo de atravesar, se deben crear múltiples alternativas.

Esta dramatización de posibles escenarios, hará que en caso de que tal cosa suceda, las acciones ya tengan un análisis previo, una profunda crítica sobre su impacto y todo sea más controlado que si estuviese sucediendo de improvisto.

Sin dudas siempre se deberán hacer algunos ajustes ya que seguramente lo imaginado no sea, idéntico a lo que realmente suceda, pero los pasos a dar tendrán más certeza y tiempo de análisis que en una situación sin planificación.

 

Facundo Farias es RRII del Espacio Pyme de la Cámara Argentina de la Construcción
Consultor en comunicación digital y prensa. 
Speaker y columnista en temas de comunicación estratégica para PYMES y emprendedores.

https://www.linkedin.com/in/facundo-farias/

www.expresionpr.com