viernes 12 de julio de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Familia tipo

Una familia necesita casi $45.500 mensuales para no caer en la pobreza

17 de septiembre de 2020 - 18:15

El precio de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 2,6 por ciento en agosto, de acuerdo a un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Según la medición oficial, un grupo familiar integrado por una pareja con dos hijos necesitó contar con ingresos equivalentes a $18.792,42 para no caer en la indigencia.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos mide a otros rubros como indumentaria y transporte, se incrementó 2,1% en agosto.

En ese contexto, el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $45.477,66 para no caer debajo de la línea de la pobreza.

De esta forma, en los primeros ocho meses del año la Canasta Básica Total aumentó 16,7% y la Alimentaria, 20,6%.

La diferencia entre una y otra se debe a esencialmente a la evolución del ítem tarifas de los servicios públicos y transporte, que se encuentran congelados.

Esta diferencia también se refleja en la medición de los últimos doce meses, donde el costo de la Canasta Básica Alimentaria avanzó 41,7%, mientras que la Canasta Básica Total subió 37,84%.

El rubro alimentos y bebidas, que tiene un mayor peso relativo en los consumos de los hogares más pobres, lideró los aumentos de precios en el mes, con un salto promedio del 3,5%, impulsado por los ajustes en los programas de Precios Máximos y Precios Cuidados que se habían implementado a fines de julio.

Dentro de este rubro, aumentos en verduras, tubérculos, legumbres y frutas explicaron la mayor parte de la variación observada. En el Gran Buenos Aires, los alimentos y bebidas que más subieron fueron la cebolla (32,1%), el agua sin gas (12,2%), el tomate entero en conserva (11,7%), la manzana (9,8%) y el limón (9%).

La CBA se determina tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para un adulto equivalente, mientras que la CBT incorpora bienes y servicios no alimentarios.

 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar