Edición Nº: | | Dolar: 41,41 / 43,61

La inflación empieza a desacelerarse en Brasil

El costo de vida retrocedió en abril y se ubicó en un 0,57 por ciento, por debajo del 0,75% registrado en marzo, pero que representa el mayor nivel para el cuarto mes del año desde 2016.

Con el resultado de abril, la inflación acumulada en los cuatro primeros meses del año suma un 2,09%, mientras que en los últimos 12 meses llega al 4,94%, la mayor tasa para el periodo desde enero de 2017, de acuerdo con el informe del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La inflación en abril fue presionada sobre todo por los precios del sector de alimentos y bebidas (0,63%), del transporte (0,94%) y salud y personales (1,51%). Juntos, según el ente estatal, esos tres grupos respondieron por un 89,5% del índice del mes.

La salud y los cuidados personales registraron la mayor variación y entre las mayores subas destacan los de remedios (2,25%), higiene personal (2,76%) y seguros de salud (0,80%).

La inflación de abril también fue impulsada por el grupo de transportes, especialmente por la subida de la gasolina (2,66%) y los precios de los billetes aéreos (5,32%) y de autobús (0,74%).

NOTAS RELACIONADAS:

Descendió la expectativa de crecimiento en Brasil
La crisis económica de Argentina también afecta a Brasil

En la categoría de alimentos y bebidas, las alzas más elevadas fueron las del tomate, que se encareció un 28,64%, la carne de pollo (3,32%) y la cebolla (8,62%).

Según el informe de IBGE, de los 9 sectores analizados, el de artículos de residencia fue el único cuyos precios cayeron en abril (-0,24%).

La meta establecida por el Gobierno brasileño para la inflación en 2019 es de 4,25%, con una tolerancia de 1,5 puntos porcentuales, mientras que expertos del mercado financiero consultados por el Banco Central prevén que el indicador cierre el año en 4,04%.

Brasil terminó 2018 con una inflación del 3,75%, dentro de la meta establecida por el Gobierno, que era del 4,5%, en medio de la todavía lenta recuperación de su economía tras la profunda recesión registrada entre 2015 y 2016, período en que el producto interior bruto (PIB) del país se desplomó un 7%.

Fuente: EFE