jueves 30 de mayo de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Expectativas regionales

El FMI elevó las previsiones de Brasil y México

Se trata de las potencias que impulsan el crecimiento de Latinoamérica.
Somos Pymes | Redacción Somos Pymes
Por Redacción Somos Pymes 25 de julio de 2023 - 12:19

El Fondo Monetario Internacional (FMI) duplicó su previsión de crecimiento para Brasil este año, que sitúa en el 2,1%, y aumentó en ocho décimas la de México, hasta el 2,6%.

Los cálculos implican una mejora en las perspectivas económicas de toda la región.

Lo que viene para Latinoamérica

En la revisión de sus previsiones económicas mundiales, el FMI proyectó que Latinoamérica crecerá el 1,9% en 2023, tres décimas por encima de lo que predijo en abril, y para 2024 mantiene su previsión del conjunto de la región en el 2,2%.

El crecimiento latinoamericano estará este año y el próximo bastante por debajo del de 2021, cuando repuntó hasta el 7%, y del 3,9% de 2022, cuando continuó su recuperación tras la pandemia.

El FMI prevé ahora para Brasil un crecimiento del 2,1%, lo que supone 1,2 puntos más que lo que preveía en su anterior informe (0,9%), y para 2024 espera un crecimiento del 1,2%, tres décimas por debajo de lo que calculaba en abril.

Para México, el organismo espera un crecimiento este año del 2,6%, ocho décimas por encima del que estimaba en abril, y para 2024 del 1,5%, una décima por debajo.

Este informe de revisión no incluye los datos individualizados del resto de países de la región.

Un mundo con crecimiento "débil"

Para el FMI, la economía mundial crecerá un 3% este año, que aunque mejoró sus previsiones anteriores, cree que este avance es aún “débil” y avisa de riesgos globales como la persistente inflación, futuras vulnerabilidades en el sistema financiero o que China crezca menos de lo esperado.

El organismo mejoró en dos décimas con respecto a abril su previsión de la economía global para 2023, mientras que para 2024 mantuvo la misma estimación y calculó también un crecimiento del producto interior bruto (PIB) mundial del 3%.

El Fondo celebró el fin de la pandemia del Covid-19 y la recuperación de las cadenas de suministro; también valoró que se resolvieran cuestiones como el acuerdo sobre el techo de la deuda estadounidense o las crisis bancarias en Estados Unidos y Suiza sin que el sistema financiero en general se viese afectado.

Pero advirtió: Las "fuerzas" que "dificultaron" el crecimiento en 2022 "persisten" también este año, sobre todo la inflación.

Pese al abaratamiento de la energía y los alimentos, la inflación subyacente -que excluye esos dos grupos- sigue alta y obliga a los bancos centrales a mantener su política monetaria restrictiva.

Además, el Fondo señala en su informe que los alimentos y la energía podrían encarecerse de nuevo por la guerra de Ucrania, sobre todo por la reciente suspensión por parte de Rusia del acuerdo que permitía la salida por mar del grano ucraniano.

Otro de los riesgos que el FMI destaca es la inestabilidad financiera. Entiende que las entidades ya ajustaron sus expectativas a las subidas de tipos de interés hasta abril pero no más allá, y las subidas han continuado.

Eso puede endurecer aún más las condiciones financieras, lo que puede repercutir en el comercio y el crecimiento y provocar en las entidades un estrés no calculado.

El rol de China y Estados Unidos

Es tal el efecto que el gigante asiático tiene sobre la economía global que el Fondo incluyó entre los riesgos a la baja la posibilidad de que crezca menos de lo esperado.

El FMI no tocó sus previsiones para China con respecto a abril, y sigue calculando un repunte hasta el 5,2%, frente al 3% de 2022, y para 2024 un crecimiento del 4,5%.

Pero Gourinchas recuerda que "dado el tamaño de China y su importancia en la cadena global de suministros, lo que ocurre en China es de primer orden". Por eso explica que el FMI calcula que por cada punto menos que creciera el país asiático la economía mundial se ralentizaría tres décimas.

El Fondo ve que el mercado inmobiliario chino se está comportando peor de lo esperado, porque han bajado la confianza y las expectativas de los consumidores.

Para la primera economía mundial, Estados Unidos, el FMI elevó en dos décimas, hasta el 1,8%, el crecimiento de este año y reduce en una décima, hasta el 1%, el de 2024.

Las previsiones de la zona euro apenas mejoraron una décima cada año y el FMI calcula que el crecimiento será de solo el 0,9% en 2023 y del 1,5% el año que viene.

De las grandes economías de la zona euro, España seguirá siendo la que más crezca, y el FMI mejoró además en un punto su previsión para este año, hasta el 2,5%, gracias a los buenos datos del turismo, y dejó en el 2% la de 2024.

Francia sólo crecerá el 0,8% este año -una décima más de lo calculado en abril- y el 1,3% el que viene, e Italia mejora también gracias al turismo, con un crecimiento del 1,1% en 2023 (cuatro décimas más), y del 0,9% en 2024, una décima por encima del informe de abril.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar