miércoles 17 de abril de 2024
  • Temas del Día

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Somos Pymes. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Primer semestre

La molienda de trigo fue la segunda más grande en una década

La campaña 2022/23 "claramente no se vio afectada", indicó la BCR.
Somos Pymes | Redacción Somos Pymes
Por Redacción Somos Pymes 28 de julio de 2023 - 19:55

La molienda de trigo alcanzó en el primer semestre las 3,09 millones de toneladas, y se ubicó como el segundo volumen más alto de la última década, a pesar de la sequía.

"La campaña triguera 2022/23 claramente se vio afectada por una sequía histórica, con una caída del 50% en la producción entre años comerciales", mencionaron los expertos.

Por su parte, las exportaciones se vieron diezmadas con una caída del 80% en lo que va del actual año comercial", indicó el estudio sectorial.

Y remarcó que "a nivel de demanda doméstica, se podría decir que la molienda de trigo 2022/23 claramente no se vio afectada".

Los resultados del trigo

En los primeros seis meses del año el volumen alcanzado solo se ubicó por debajo de las 3,1 millones de toneladas molidas en mismo período de 2020.

"La razón se encuentra en el hecho de que ante una caída de la producción local se priorizan las necesidades de consumo interno, mientras que la mayor parte del ajuste recae sobre la exportación", explicó la entidad.

Por otro lado, el trabajo también puso de relieve la caída del 33% interanual en la importación de fertilizantes en el primer semestre de cara a la campaña agrícola 2023/24.

"Esto cobra relevancia si se tiene en cuenta que sólo se produce a nivel local el 50% de la urea que se consume, mientras que se importa el total del resto de los productos", marcó la entidad.

Según fuentes locales durante las últimas semanas se frenó la totalidad de las ventas de urea debido a la incertidumbre respecto a la aplicación de nuevos impuestos a las importaciones, que se confirmaron este domingo con el Decreto 377/2023.

En este sentido, el trabajo destacó que "debido a que Argentina todavía se encuentra en época de fertilización para macollaje de trigo, la demanda de urea se mantuvo alta, pero no hubo gran oferta por parte del mercado".

"Más aún, lo que más preocupa actualmente es la disponibilidad de fertilizantes para lo que será la siembra de maíz de los próximos meses", concluyó la BCR.

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar