Edición Nº: | | Dolar: 94,71/ 100,71

ESPIRITUALIDAD Y EMPRESAS, PROGRAMA 22-SOMOS PYMES

En este programa, Claudio María Domínguez se refirió a cómo puedo asegurarme ser el dueño de “la única empresa que nunca me abandonar y no se puede fundir: la empresa del ser, la de la conciencia, la de lo que yo soy”.

“El ser es el que permanece más allá de los vaivenes”, remarcó en una nueva edición de ´Espiritualidad y Empresas`.

Al hablar sobre qué es un paradigma, “el contagio energético”, Domínguez se explayó sobre cómo se desarrollan los contactos sociales y utilizó las acciones de los monos para describir los comportamientos de los seres humanos.

“Cuando una persona empieza energéticamente a desarrollar un comportamiento, quienes están a su lado lo captan inmediatamente. Si esa conducta es oscura, negativa, dañina, destructiva y fundamentalista, una generación entera se atonta y se adormece”, graficó dentro de ese contexto.

Pero “si ese comportamiento es desarrollado en una polaridad luminosa, clara, amplia y luminosa, toda una generación se beneficiará. Mahatma Gandhi decía: ´Se vos el cambio que querés ver en una generación`”, añadió.

En el segundo bloque, Claudio reflexionó sobre qué debe cambiar en mi vida para iluminar a quienes tengo alrededor y al resto de las personas.

“¿Cómo puedo lograr que se vea plasmado en el mundo lo que yo quiero para mi vida? Siendo vos eso. Sos trasmisor de una energía que puede ser totalmente sanadora”, enfatizó Domínguez.

“Una persona que sabe a conciencia quien es, y vive en un estado de claridad, coherente y de autocontrol, va por el mundo embelleciendo la energía de la gente que está a su alrededor”, agregó al respecto.

“El paradigma me puede llevar de un contagio energético de porquería, de rencor, división y de guerra a un estado de sublime en el que la vida vale la pena ser vivida en serio, donde se me da lo que yo espero si es que no espero nada a cambio”, concluyó.

{blip}
{/blip}