Edición Nº: | | Dolar: 94,71/ 100,71

ESPIRITUALIDAD Y EMPRESAS, PROGRAMA 14-SOMOS PYMES

En esta edición, Claudio María Domínguez habló de un tema clave para cualquier persona, pero sobre todo para un emprendedor, que se resume con una frase puntual: “Liberate de la energía negativa”. En esa línea, el conductor exigió: ¡Mandá la negatividad a la miércoles! 

“¿Cómo hago para sacarme los bichos, las situaciones provocadoras, la carencia, la enfermedad, aquello que me perturba, me impide vivir y saber quien soy? El despertar de la conciencia va decantando como agua y aceite lo que no vibra en la misma frecuencia”, desarrolló Claudio.

En ese sentido, aclaró que “esto va de la gran empresa que estás inaugurando hoy a la gran empresa mental y lo que me queda en el resto de la vida”.

“Yo atraigo o repelo de mi vida lo que no vibra en mi misma frecuencia. ¿La copla que estás cantando te embellece el día o te deja mustio y triste? Si yo no tengo una vida alegre y positiva, tengo que sacarme la negatividad vibrando con una luz tan atractiva para que nada inferior a la luz sea parte de mi vida”, enfatizó Domínguez en ´Espiritualidad y Empresas`.

Y recordó: “Nada inferior a la luz debería entrar donde hay luz –física cuántica-, y nada inferior al amor debería entrar a tu vida si sos una persona amorosa. Me saco la negatividad fortaleciendo la esencia -quien soy- y eligiendo ser tan honesto, ético y amoroso, para que lo que no esté a ese nivel de afinidad vibratoria se vaya de mi vida”. 

Domínguez aclaró que “no es fácil sacarse la negatividad, pero es fácil de entender. ¿Estás teniendo en este momento más relaciones sanas que enfermas? ¿Tenés una vida heroica y gallarda o estás confundiendo ganarse la vida con tener una vida? ¿Estás amando o estás demandando? ¿Está apareciendo el protagonista de tu historia de amor?”, se preguntó.

“No importa que el mundo me autorice a ser feliz; yo decidí ser quien soy. Me saco la negatividad eligiendo ser una persona positiva”, enfatizó el especialista en espiritualidad.

Y resaltó: “Si yo logro observar este instante (el momento en el que estoy), hablo de una persona que maneja la sabiduría y que se transforma en protagonista del momento. Si hago eso puedo mover el momento a voluntad y llevarlo a una potencia positiva infinita e ilimitada, porque a cada instante creo mi realidad”. 

“Aquel que quiere vivir, no sobrevivir o vegetar arrastrándose a la imagen de los demás, va a poder manejar su historia de forma libre e independiente. Es maravilloso ser dueño de tu experiencia”, concluyó

{blip}
{/blip}