Edición Nº: | | Dolar: 134,77/ 140,77

DETRÁS DEL ÉXITO, TRISTÁN-SOMOS PYMES

En esta edición, Daniel Dátola recibió en su programa al actor y humorista Tristán, reconocido por inolvidables trabajos en la TV y el cine, y debido a su notable parecido con el ex presidente argentino Néstor Kirchner.

La nota comenzó con la historia de su largo nombre, que incluye el doble apellido español de su padre y el italiano extra large de su madre, Tristán Díaz Ocampo Intelángelo, o como algunos le recomendaron llamarse: “Aurelio Mongo”.

Desde la experiencia que le dan las 40 películas en las que actuó y las “muchas” obras de teatro que protagonizó, Tristán recordó sus primeros trabajos en las tablas junto a “La Señora” Mirtha Legrand, Jorge Luz, Javier Portales y Joe Rigoli, todas figuras reconocidas de la actuación nacional.

Mi llegada al ambiente “es más causalidad que casualidad”, describió el invitado de DDE, quien justificó su arribo a la gran ciudad desde su Pergamino natal, gracias a su rol de animador e imitador dentro de las orquestas de su pueblo. “Era el plomo que organizaba recitales en Pergamino”, subrayó el apodado localmente como ´Pulloil`.

Sus primeros papeles llegaron de la mano del comediante Aldo Cammarota en la radio. Y luego llegaron los grandes roles con Olmedo, Porcel, Sofovich, Moria, Susana y demás luminarias del jet set vernáculo.

Tristán no olvidó relatar como fue que comenzaron sus rutinas basadas en “tropezones” y resbaladas, propias de personajes torpes y enclenques que tan bien supo interpretar.

Al instalarme en Capital, “viví con dos bolivianos y un rosarino que era un aserradero de lo que roncaba, y trabajé en el correo de 0 a 6 de la mañana. Los sábados y domingos me bañaba, me cambiaba e iba a la obra”, rememoró a su vez.

Y remarcó: “Entro al teatro por una desgracia. Se enfermó Fidel Pintos, que fue un gran ser humano y mi segundo viejo –por los consejos que me daba-, y lo tuve que reemplazar. Cuando fallece él, quedé efectivo y desde ahí empecé a irme de gira con (Jorge) Porcel”.

En el segundo bloque, destacó su trabajo con vedettes como Nélida Roca, Moria Casán Ethel y Gogó Rojo, Patricia Dal, Naanim Timoyko y Yuyito González. Y definió: “El capo cómico por excelencia fue el ´Negro` Olmedo. Era un gran creador. Una vez cambió cinco veces el mismo sketch en el momento. Fue lo más grande como cómico”.

“Yo aprendí de todos un poquito”, admitió Tristán, quien no olvidó sus momentos vividos en la quinta de Gatti, escenario usado para muchas de sus películas.

Y sobre el final de la entrevista, el protagonista reconoció que le hizo “mucho mal” la actitud que tuvo Jorge Porcel hacia él durante un año, cuando recién empezaba a hacer la revista. Pero a sus 78 años, Tristán sostuvo que en este ambiente “no se puede parar”, por lo que seguirá adelante en su tarea.

{blip}
{/blip}